ESPECIALIZACIÓN

Lea artículos científicos en

Nueva búsqueda

Neumonia

Cómo se transmite y que hay que tener en cuenta después del tratamiento

¿Que es la neumonia?

La neumonía es conocida por ser una infección del tracto respiratorio inferior que se encuentra en uno o varios lóbulos pulmonares de uno o ambos pulmones. Los gérmenes se multiplican e infectan el parénquima pulmonar, provocando síntomas como fiebre, escalofríos, dificultad para respirar y expectoración.

¿Sabías que Our World in Data en 2017, mencionó en un artículo que 2.56 millones de personas murieron por neumonia? Un tercio de las víctimas fueron niños menores a cinco años. Lo que la coloca en una de las principales causas de muerte en esta población y una de las principales causas de muertes de señores mayores de 70 años.

¿Que es la neumonia?

La neumonia se divide en neumonia típica y neumonia atipica según el factor etiológico y el cuadro clínico-laboratorio. La neumonia atipica tiende a producir síntomas menos graves que la neumonia típica o formal.

También se divide en neumonia adquirida en la comunidad y neumonia relacionada con la unidad (intrahospitalaria).

Esta separación también afecta a la forma de tratar cada caso de neumonia debido a la diferente población microbiana de la comunidad y de las estructuras de enfermería, pero también a su capacidad de recuperación. La enfermedad puede ser de leve a muy grave y poner en peligro tu vida en caso de que la padezcas.

Los grupos con mayor riesgo de complicaciones son los lactantes, los niños pequeños, los ancianos de más de 65 años y las personas con sistemas inmunitarios débiles y enfermedades crónicas.

Neumonia sintomas y causas

La neumonía suele estar causada por bacterias, virus o, con menor frecuencia, hongos. Según los gérmenes que la causan y en función del lugar donde se infecta el paciente, se divide en neumonia comunitaria, o neumonia adquirida en la comunidad, e infección nosocomial.

La neumonia comunitaria o neumonia adquirida en la comunidad, es la forma más común de neumonia. Se produce fuera del hospital y puede deberse a:

  • Microbios (estafilococo, estreptococo, neumococo, micoplasma, gripe hemofílica)
  • Virus (sarampión, varicela, herpes zóster y otras enfermedades infantiles)
  • Virus de la gripe
  • Hongos (muy raros)

La neumonia intrahospitalaria es una infección que se produce durante la hospitalización o en las primeras 24 horas tras el alta del paciente. Debido a la debilidad de su sistema inmunitario, los pacientes son vulnerables a los gérmenes presentes en los hospitales. La neumonia intrahospitalaria puede ser más grave porque las bacterias que se desarrollan suelen ser muy resistentes a los antibióticos, lo que dificulta su eliminación del organismo. Las personas que están bajo asistencia respiratoria mecánica y las personas con hospitalización crónica tienen un riesgo aún mayor.

Los síntomas comunes de la neumonía son:

  • Fiebre

    Fiebre

  • Escalofríos

    Escalofríos

  • Tos

    Tos

  • Flemas

    Flemas

  • Sentirse enfermo

    Sentirse enfermo

  • Malestar

    Malestar

  • Dolor en el pecho

    Dolor en el pecho

  • Sudor

    Sudor

  • Taquipnea

    Taquipnea

  • Pérdida del apetito

    Pérdida del apetito

  • Dificultad para respirar

    Dificultad para respirar

Los síntomas más raros son:

  • Hemoptisis
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor en las costillas
  • Silbido
  • Dolor en las articulaciones
  • Confusión en personas mayores

Formas de transmisión de la neumonia, ¿la neumonia es contagiosa?

Como tal se considera que la neumonia es contagiosa, pero las formas de transmisión dependen de la causa. Las neumonias víricas se transmiten claramente con más facilidad que las microbianas. Sin embargo, el hecho de pertenecer a grupos vulnerables de la población también juega un papel importante. Si eres una persona con un sistema inmunitario debilitado debes tener más cuidado (por ejemplo, asma, enfermedades cardiovasculares, inmunodeficiencia).

En general, al tratarse de una enfermedad transmisible, puedes tomar precauciones siguiendo sencillas normas de higiene y prevención de infecciones. Algunas son:

  • Cuando toses o estornudas, tapate la boca
  • Lávate las manos regularmente
  • Tira inmediatamente el pañuelo con el que te limpias la nariz
  • Si estás enfermo, quédate en casa hasta que estés totalmente recuperado
  • Usa la mascarilla y guantes si hay un enfermo en casa
  • Mantén una buena ventilación del espacio

Los modos de transmisión son:

  • A través del uso de objetos comunes
  • Si alguien enfermo tose o estornuda a tu lado
  • A partir de superficies contaminadas
  • Desde espacios cerrados
  • De la colaboración con muchas personas

Diagnóstico de la neumonia

El diagnóstico de la neumonia lo realiza el neumólogo y se confirma mediante pruebas de imagen (radiografía, tórax axial) y de laboratorio (PCR, glóbulos blancos, precipitación). Se requiere un examen clínico y una prueba de audición. Si existe una sospecha clínica de neumonia, será necesario realizar un TAC o una radiografía. Además, en algunos casos se debe tomar una muestra faríngea para aislar y controlar el germen responsable.

Tratamiento de la neumonia

El tratamiento de la neumonia depende de la causa. Normalmente se administra un tratamiento con antibióticos. En el caso de una neumonia leve, puede ser suficiente un régimen de medicación de 3 días. En los casos de tuberculosis, el antibiótico se administra durante 9 meses. Cuando los gérmenes son resistentes, se requieren muchos meses de tratamiento antibiótico. En el caso de la bacteria de la legionela (procedente de los aparatos de aire acondicionado) el tratamiento administrado dura 20 días.

En general, el tratamiento con antibióticos en el caso de un germen dura entre 7 y 15 días. El médico tendrá en cuenta tu cuadro clínico, historial médico y la evolución hematológica y radiográfica del curso de la enfermedad, para determinar la duración del tratamiento. El control de los marcadores inflamatorios desempeña un papel muy importante.

En los casos en los que un virus es el responsable de la neumonía, no existe un tratamiento específico, por lo que las complicaciones son más frecuentes y se recomienda vacunar a los que pertenecen a grupos de alto riesgo. Se suele tomar Tamiflu y se aconseja que descanses, bebas mucho líquido y sigas una dieta sana, ligera y rica en vitaminas durante unos días. Tu cuerpo necesita tiempo para combatir el virus por sí mismo.

En caso de que sientas dolor o fiebre, se recomienda tomar fármacos antipiréticos y analgésicos. Si hay tos productiva, es recomendable tomar un jarabe expectorante.

Si perteneces a un grupo vulnerable, el médico puede recomendar tu hospitalización para prevenir el riesgo de complicaciones.

Precauciones y complicaciones de la neumonía - Qué hay que tomar en cuenta

La neumonia tiene complicaciones graves y potencialmente mortales, por lo que debe prestarse especial atención tanto a tu prevención como a tu tratamiento. Las complicaciones señaladas son pleuresía, sepsis, absceso pulmonar y dificultad respiratoria aguda.

Después de recibir el tratamiento, deberás tener cuidado si los síntomas desaparecen. Si alguien insiste, debes acudir a un médico para que te examine de nuevo. Además, si eres fumador o tienes más de 50 años y padeces alguna enfermedad, es importante que repitas los análisis de laboratorio tras el final del tratamiento recibido para confirmar si la enfermedad ha sido eliminada del organismo.

Vacuna contra el neumococo y la gripe

Hay dos vacunas destinadas a prevenir la neumonia. La vacuna antineumocócica y la vacuna antigripal. Estas vacunas pretenden reducir las posibilidades de enfermar, pero también las complicaciones. Deben aplicarse principalmente los grupos vulnerables (fumadores, asmáticos, pacientes con EPOC, fibrosis pulmonar, mayores de 55 años, pacientes con cáncer, inmunodeprimidos), pero también las personas que están en contacto diario con mucha gente (escuelas, bancos, hospitales). La vacuna contra la gripe también se recomienda a las mujeres embarazadas.

La vacuna contra la gripe debe renovarse cada año. Esto significa que si te vacunaste el año pasado, tu actividad deja de aplicarse al año siguiente.

Hay dos tipos de vacunas antineumocócicas. La de dosis única (eficaz de por vida) y la recurrente (se recomiendan 2 dosis con un intervalo mínimo de 5 años. Si has recibido 1 o 2 dosis de la vacuna antes de los 65 años, se recomienda otra dosis, siempre que hayan transcurrido 5 años ).

Costos del tratamiento de la neumonia

El costo del tratamiento de la neumonia depende del tipo de tratamiento que tengas que recibir. El tratamiento puedes solicitarlo en cada caso a los hospitales públicos o privados.

cost icon

El costo aproximado de la consulta con un neumólogo es desde $1,500 a $2,000 MXN.

Mitos y verdades sobre la neumonia

Mito #1

El resfriado es el responsable de la neumonia.

La verdad

El frío en sí no es responsable de la neumonia. Sin embargo, el frío nos obliga a sincronizarnos y favorece el transporte de gérmenes, al tiempo que provoca un retraso en la expectoración en la mucosa de las vías respiratorias y, al mismo tiempo, desencadena brotes de asma y EPOC, enfermedades que a su vez conducen a la neumonia.

Mito #2

Si no me acerco a un paciente con neumonia, no corro el riesgo de quedarme atascado.

La verdad

No es así. El contagio, especialmente en el caso de una neumonia vírica, es muy fácil y no requiere un contacto directo con el paciente. La neumonia microbiana puede ser un poco más difícil de contraer. Es posible que cualquier tipo de neumonia se transmita incluso desde superficies infectadas. Por eso es necesaria una higiene muy regular, si hay un paciente en casa. Las personas de alto riesgo (asmáticos, enfermos del corazón, inmunodeprimidos) corren el riesgo de enfermar mucho más fácilmente, incluso si hay un paciente en la habitación de al lado y no entran en contacto con él en absoluto.

Mito #3

Habrá que esperar a que se identifique el germen responsable para recibir antibióticos para la neumonia.

La verdad

No, no hay que esperar a que se detecte el germen responsable, ya que hay riesgo de complicaciones. Desde el primer momento del diagnóstico (incluso antes de 1 hora) debes recibir el tratamiento que se te va a administrar, si hay un cuadro claro de neumonia (audífonos para la neumonia).

Preguntas frecuentes sobre la neumonia

¿Cuántos días dura la neumonia?

Depende del germen o virus responsable, pero también del estado general de tu salud. Por lo general, puedes recuperarte por completo y recuperar tus fuerzas unos dos meses después de la infección o incluso antes. El tratamiento puede durar desde 3 días hasta muchos meses. En cualquier caso, es importante medir los signos de inflamación y que seas vigilado de cerca por tu médico tratante.

¿Deben tratarse todos los pacientes con neumonia?

No, no es necesario hospitalizarlos. De hecho, solo el 20-30% de las neumonias necesitan ser hospitalizadas. En la mayoría de los casos y cuando no se trata de una persona que pertenece a un grupo vulnerable, la enfermedad puede tratarse según las instrucciones del médico que la atiende en casa. Depende de tu edad, historial médico y de si existe algún problema con la función renal.

¿La vacuna antineumocócica es adecuada solo para las personas mayores?

No, este no es el caso. Se recomienda vacunar a muchos grupos de población contra la gripe y el neumococo. Los enfermos del corazón, los diabéticos, los enfermos del riñón, los enfermos de cáncer, los que se someten a quimioterapia, los que viven con el VIH/sida, los que trabajan en escuelas, universidades, bancos, aeropuertos, los mayores de 55 años, los que son fumadores, los asmáticos, los enfermos de fibrosis quística y pulmonar.

Nota: El término "doctor" es utilizado por brevedad y puede incluir también a otros profesionales de la salud
Recursos

1. Bernadeta Dadonaite, Max Roser. (2019). Pneumonia. Junio 15, 2021, de Our World in Data Sitio web: https://ourworldindata.org/pneumonia

2. www.mayoclinic.org/diseases-conditions/pneumonia/symptoms-causes/syc-20354204

3. www.nhs.uk/conditions/pneumonia/

4. www.cdc.gov/pneumonia/management-prevention-guidelines.html

5. hts.org.gr/assets/files/omades_ergasias/loimokseis/guidelines-1.pdf

Ésta página no contiene consejos médicos
Ésta página no incluye contenido promocional ni publicidad Consulte la política de gestión de publicidad aquí

Este contenido es confiable y está científicamente comprobado. Está basado en estudios médicos oficiales. Es editado por doctores y profesionales de la salud y muestra información objetiva sobre el diagnóstico y tratamiento de enfermedades. Igualmente, incluye recursos que pueden ser utilizados. Si usted es un profesional de la salud y encontró errores u omisiones, por favor contáctenos a través de [email protected]

¡Gracias!

Su experiencia puede ayudar a otras personas

Únase a doctoranytime gratis haciendo clic aquí

Algo salió mal

Inténtelo más tarde

Su opinión es registrada

Díganos cómo podemos mejorar esto.