ESPECIALIZACIÓN

Lea artículos científicos en

Nueva búsqueda

Acido Urico

Conoce sus características y su relación con la dieta

Que es el acido urico

El acido urico es una sustancia producida en tu cuerpo por el metabolismo de las purinas. Las purinas son producidas por tu propio organismo y también puedes obtenerlas a través de ciertos alimentos. Si el nivel de acido urico en tu sangre aumenta demasiado, se produce una condición llamada hiperuricemia. Como tal, el acido urico no cumple alguna función en el cuerpo. Simplemente es el resultado de la degradación de proteínas.

Se dice que tienes niveles elevados de acido urico si tu valor es >6,8 mg/dl.

Una vez producido, el acido urico es transportado por la sangre hasta tus riñones, donde debe de ser filtrado y eliminado en la orina. Este valor elevado puede estar asociado a la artritis o la nefrolitiasis. La mayoría de las personas son asintomáticas. Después de todo este proceso, el 90% del acido urico se reabsorbe. De hecho, 70% del acido urico que se elimina en 24 horas se hace mediante el riñón.

Los humanos somos los mamíferos que poseen los niveles más altos de acido urico. Esto se debe a que los animales tienen una enzima que se llama uricasa, la cual tiene como función principal metabolizar el acido urico. Existen diferentes teorías alrededor de la razón por la cual los humanos no tenemos esa enzima desde hace 20 millones de años aproximadamente. Una de las más aceptadas es que la perdimos debido a que nos permite sobrevivir en ambientes que no tienen mucha sal y que el acido urico nos permite tener una mayor estimulación a nivel cerebral.

Una tercera parte del acido urico de tu cuerpo viene de factores externos como que tu consumo de carne o fructosa sea muy alto. Sin embargo, el problema inicia cuando tu cuerpo produce mucho acido urico o no lo elimina correctamente. Esto puede provocar enfermedades como hiperuricemia, gota, mieloma múltiple u obesidad.

En el caso de que tus niveles de acido urico estén por debajo de los parámetros normales, debes de hacerte estudios para descartar alguna enfermedad en tus riñones.

En México, se estima que 3% de la población sufre de gota, que es un padecimiento generado por altos niveles de acido urico.

Hiperuricemia

La hiperuricemia puede tener importantes consecuencias en tu cuerpo. De hecho, existe una relación entre este padecimiento y el desarrollo de enfermedades como la artritis aguda o incluso provocar insuficiencia cardiaca. La prevalencia de la hiperuricemia en México va del 2.6 al 47% aproximadamente.

Algunos miembros de la comunidad médica indican que esta enfermedad es cada vez más recurrente debido a la dieta y estilo de vida que se lleva actualmente. La hiperuricemia está relacionada con aspectos de tu vida diaria como cuánto alcohol consumes, tu edad, presión arterial e incluso tu índice de masa corporal.

¿Sabías que México ocupa el segundo lugar mundial en sobrepeso y obesidad? Dicho esto, se estima que la prevalencia de pacientes con hiperuricemia aumente, lo que a su vez provocaría que las enfermedades cardiovasculares fueran más frecuentes. De hecho, la hiperuricemia es el principal factor de riesgo de la gota, una enfermedad también derivada del acido urico.

Gota

La gota es otra de las enfermedades que se desarrollan a partir de los altos niveles de acido urico en tu sangre. Se cataloga como un tipo de artritis. En caso de que la hayas desarrollado, notarás cómo iniciará una inflamación alrededor de tus articulaciones que es sumamente dolorosa. Esto se debe a la formación de cristales a partir de los altos niveles de acido urico. Otra señal de que puedes estar desarrollando gota es que la piel que rodea tus articulaciones se torne rojiza y brillante. En algunos casos, puede que se sienta más caliente cuando la toques.

Debes de tener en cuenta que la gota es más recurrente si entras en alguna de los siguientes sectores poblacionales:

  • Hombres en edad adulta entre los 20-50 años
  • Mujeres posmenopáusicas
  • Personas de la tercera edad
¿Sabías que?

¿Sabías que?

80% de los pacientes con gota tienen hiperuricemia.

Usualmente, la gota no se detecta a tiempo. Consecuentemente, el tratamiento no es iniciado a tiempo y puede provocar afecciones en los pies, rodillas y tobillos. En caso de que tengas alguna de estas condiciones, ten en cuenta que tienes una alta probabilidad de desarrollar gota:

  • Obesidad
  • Síndrome metabólico
  • Diabetes
  • Hipertensión arterial sistémica
  • Insuficiencia cardiaca
  • Hiperlipidemia
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Tienes un constante uso de diuréticos
  • Ciclosporina
  • Algún tipo de afección renal

Un dato curioso es que la prevalencia de la gota en la población occidental es, en promedio, del 1 al 2%. En México, la prevalencia está entre el 0.03 y el 15%.

Acido urico: sintomas

La hiperuricemia (es decir, un aumento del acido urico por encima del límite superior normal) puede deberse a un aumento de la producción de acido urico (aumento del metabolismo de las purinas o de los daños celulares que conducen a la producción de acido urico) o a una excreción limitada de acido urico por los riñones.

La mayoría de las veces, el alto nivel de acido urico es el resultado de que los riñones no lo excretan de forma eficaz. Los factores que impiden su eliminación es que tengas una mala alimentación, la obesidad, la diabetes mellitus, la toma de ciertos diuréticos y que abuses en el consumo del alcohol.

En caso de que lo que tengas sea gota, lo más común es que te des cuenta de que hay algo mal cuando te despiertas por la noche debido a un dolor en tus extremidades. 70% de los pacientes indican que su primer síntoma fue tener dolor en el dedo gordo del pie.

Los denominados “ataques de gota” pueden durar entre tres y seis días. Deben ser atendidos inmediatamente por tu médico de cabecera. En caso de que no recibas atención médica, puedes sufrir de dolores constantes durante el día y la noche por incluso dos semanas.

Algo muy recurrente es que estos ataques no sean frecuentes. De hecho, pueden pasar años desde que te dio el primero para volver a sufrir otro. Sin embargo, si tu condición está más avanzada, puedes tener varios ataques en el transcurso de un año.

Algunos estudios indican que aproximadamente 2 de cada 1000 mexicanos viven con gota.

En resumen, puedes tener niveles altos de acido urico debido a las siguientes causas:

  • Diuréticos
  • Abuso de alcohol
  • Hipotiroidismo
  • Obesidad
  • Psoriasis
  • Enfermedad arterial coronaria
  • Hipertensión
  • Dieta rica en purinas (hígado, sardinas, salsa, judías secas, guisantes, setas, anchoas)
  • Insuficiencia renal
  • Síndrome de lisis tumoral (liberación repentina de células en la sangre debido a varios tipos de cáncer o a la quimioterapia)
  • Quimioterapia o radioterapia

No está claro si puedes tener algún síntoma evidente para darte cuenta rápidamente de que tienes el acido urico elevado. Si comienzas a tener síntomas, éstos pueden deberse a: la formación de tofos (cristales de urato en zonas del cuerpo como cartílagos, articulaciones, tendones, huesos y riñones), la formación de cálculos renales y la gota (inflamación, hinchazón y enrojecimiento de la articulación).

Diagnóstico del acido urico

El diagnóstico de la hiperuricemia se realiza mediante análisis bioquímicos de sangre y en algunos casos puede ser necesario que te realices un estudio de orina de 24 horas.

El análisis de sangre requiere que hayas tenido un ayuno 8 horas y evites los alimentos grasos durante 12 horas antes de la extracción de sangre.

La medición del acido urico en orina de 24 horas se realiza recogiendo orina durante 24 horas. Debes comenzar la recogida de tu orina a partir de la segunda orina de la mañana, utilizando un colector especial de orina de 24 horas, y continúa hasta la primera micción del segundo día. Debes de conservar tu orina en el refrigerador hasta que completes el proceso.

Acido urico: Tratamiento

El tratamiento depende de la causa de tu hiperuricemia, por lo que si tienes otra enfermedad, debes tratarla. Si eres asintomático, no suele ser necesario que tomes medicación para reducir tus niveles de acido urico. La detección en las primeras etapas te ayudará a aliviar considerablemente los síntomas molestos que puede generar tanto la gota como la hiperuricemia. Además, puedes evitar que tus articulaciones se destruyan.

Hay alimentos que aumentan su nivel, por lo que es aconsejable que consumas en moderación los siguientes alimentos:

  • Alcohol
  • Carne roja
  • Intestinos
  • Mariscos
  • Bebidas azucaradas
  • Almendras
  • Tomates
  • Setas

Además, algunos medicamentos para otras enfermedades pueden ser responsables de tu aumento de acido urico.

Para reducir tus niveles de acido urico, es necesario que hagas cambios en tu dieta. Se recomienda que bebas mucha agua y zumos de fruta ricos en vitamina C (naranja, mandarina, fresas, kiwi, melocotón, mango, piña, limón).

También hay hierbas que son muy eficaces para eliminar los cristales de acido urico.

En caso de que seas diagnosticado con gota, debes tomar una medicación especial para controlar el acido urico. Si vives con sobrepeso u obesidad, lo más probable es que tengas que perder peso para nivelar el acido urico en tu sangre. Algo importante que debes saber es que esta pérdida de peso no debe de ser súbita, ya que puede provocar que se logre lo contrario y tus niveles de acido urico aumenten. Perder entre un kilo y un kilo y medio al mes es lo ideal, ya que no te generará alguna consecuencia a largo plazo.

Recuerda que antes de hacer algún cambio drástico en tu dieta y hábitos alimenticios, debes ponerte en contacto con tu médico de cabecera.

Costo del diagnóstico y tratamiento del acido urico

El costo del tratamiento para los niveles altos de acido urico incluye pruebas de laboratorio y una visita a tu médico para un examen clínico así como la elaboración de tu historial para determinar si necesitarás o no medicación.

cost icon
  • El costo aproximado de la consulta general por medicina general:
    $450MXN - $700 MXN
  • El costo aproximado del análisis de sangre para el acido urico:
    $150MXN - $500 MXN
Los precios indicados sirven como una guía y pueden variar dependiendo de la clínica o el médico.
Nota: El término "doctor" es utilizado por brevedad y puede incluir también a otros profesionales de la salud
Recursos

1. www.mayoclinic.org/symptoms/high-uric-acid-level/basics/definition/sym-20050607

2. www.webmd.com/arthritis/qa/what-is-uric-acid-and-what-does-it-mean-if-you-have-high-levels-of-it

3. CURRENT Medical Diagnosis and Treatment 2018, 57th Edition 57th Edition

4. Secretaría de Salud. (2017). 005. Gota, enfermedad crónica que afecta a tres por ciento de los mexicanos. Junio 22, 2021, de Gobierno de México Sitio web:, https://www.gob.mx/salud/prensa/005-gota-enfermedad-cronica-que-afecta-a-tres-por-ciento-de-los-mexicanos

5. (2014). Gota. Revista de la Facultad de Medicina (México), 57(4), 58-60. Recuperado en 23 de junio de 2021, de, http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0026-17422014000400058&lng=es&tlng=es.

6. Alcaíno, H., Greig, D., Castro, P., Verdejo, H., Mellado, R., García, L., Díaz-Araya, G., Quiroga, C., Chong, M. & Lavandero, S.,. (2010, diciembre). Ácido úrico: una molécula con acciones paradójicas en la insuficiencia cardiaca. Revista de Medicina de Chile, 139, 505-515. 2021, junio 22., De Scielo Base de datos.

7. Lavalle, C.. (2010). LA GOTA, UNA ENFERMEDAD PREVALENTE EN MÉXICO. 2021, junio 22, de Dirección General de Calidad y Educación en Salud Sitio web:, https://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2010_417.html

8. González-Ortiz, M., Alexanderson, E., Castro, M., Duarte, M., Garnica, J., Márquez, E., Martínez, E., Morales, L., Morales, E., & Servin, A.. (2019, julio.). Tres desafortunados enemigos de la salud de la población. Medicina Interna de México , 35, 596-608. 2021, junio 22., De Medigraphic Base de datos.

9. Saucedo R, Peña-Cano MI, Valencia J, Morales-Ávila E, Zavala-Moha JA, López A, Hernández-Valencia M. Relación entre ácido úrico y composición corporal, perfil metabólico, leptina y adiponectina en mujeres posmenopáusicas. Ginecol Obstet Mex. 2019 mayo;87(5):311-318. , https://doi.org/10.24245/gom. v87i5.2943

Ésta página no contiene consejos médicos
Ésta página no incluye contenido promocional ni publicidad Consulte la política de gestión de publicidad aquí

Este contenido es confiable y está científicamente comprobado. Está basado en estudios médicos oficiales. Es editado por doctores y profesionales de la salud y muestra información objetiva sobre el diagnóstico y tratamiento de enfermedades. Igualmente, incluye recursos que pueden ser utilizados. Si usted es un profesional de la salud y encontró errores u omisiones, por favor contáctenos a través de [email protected]

¡Gracias!

Su experiencia puede ayudar a otras personas

Únase a doctoranytime gratis haciendo clic aquí

Algo salió mal

Inténtelo más tarde

Su opinión es registrada

Díganos cómo podemos mejorar esto.