ESPECIALIZACIÓN

Lea artículos científicos en

Nueva búsqueda

Embarazo

Todo lo que debes saber para cuidar tu salud y la de tu bebé

Nelly Cortina Fernández
Ginecólogo Obstetra
25 mayo 2022
Irishina Yañez Bahena
Nutricionista
25 mayo 2022
Francisco Abel Martínez Avila
Ginecólogo Obstetra
25 mayo 2022

Datos claves

Alrededor del 53.4% de las mujeres mexicanas se encuentran en edad fértil.

Guerrero y Zacatecas son los estados mexicanos que tienen el mayor promedio de número de hijos por mujer.

El promedio más bajo de bebés nacidos en el país se encuentra en la Ciudad de México y en Querétaro.

Entre 4 y 5 millones de las parejas mexicanas sufren problemas de fertilidad o son estériles.

Durante el 2020, se registraron casi 1.7 millones de nacimientos en todo México.

Aproximadamente el 15% de las parejas que buscan quedar en embarazo tienen problemas de infertilidad.

La edad del padre está asociada con la aparición de anomalías genéticas no hereditarias en el feto.

Se estima que 1 de cada 6 parejas actualmente sufren problemas de esterilidad en todo el mundo

La fertilidad del hombre disminuye a medida que aumenta su edad.

60 doctores ofrecen atención y tratamiento para embarazo en doctoranytime.

¿Qué es el embarazo?

El embarazo es un estado fisiológico que inicia con la concepción del feto y sigue con el desarrollo fetal hasta que la mujer da a luz. El embarazo es un proceso que está contemplado para durar 3 trimestres o 40 semanas, pero dependiendo de las características particulares de cada embarazo, puede llegar a durar menos (embarazo prematuro) o más hasta el proceso de parto. Para muchas personas y parejas, el embarazo es altamente deseado, pero en ocasiones pueden surgir problemas de fertilidad que dificultan la posibilidad de concebir.

De hecho, se estima que alrededor del 15% de las parejas que buscan quedar en embarazo tienen problemas de infertilidad. Cada trimestre del embarazo requiere ciertos cuidados, exámenes médicos, controles ginecológicos y, en general, un estado de salud física y mental óptimos. Algunos de los primeros síntomas de embarazo son la falta de 1 o más períodos menstruales de forma consecutiva, aunque algunas mujeres pueden experimentar otro tipo de síntomas.

A pesar de que este puede ser uno de los primeros síntomas de embarazo, las irregularidades menstruales son comunes y pueden deberse a la ingesta de anticonceptivos, a la presencia de ovarios poliquísticos, a la diabetes, a la ingesta de algunos medicamentos y, en ocasiones, a algunos trastornos de la conducta alimentaria.

Si estás buscando quedar embarazada te recomendamos los siguientes pasos:

Happy

Protege tu salud mental

Bajo la influencia del estrés, la ansiedad y la tristeza profunda durante el embarazo, el cuerpo de la madre puede liberar hormonas que podrían afectar al bebé en su vida adulta. Debes prestar atención a estos sentimientos, ya que en ocasiones dificultan el proceso del embarazo o pueden inducir una depresión pre y post-parto. Es recomendable que tengas un acompañamiento terapéutico, ya sea individual o en pareja, para que la transición de llegar a tener a tu bebé no sea traumática y aprendas herramientas de control emocional que se traduzcan en el bienestar tuyo y de tu bebé.

Apple

Cuida tu dieta

El estado nutricional de la madre previo a la concepción puede condicionar en gran medida el estado de salud del bebé a futuro. Se ha demostrado que la falta de vitaminas B9, B12, B6, A, D, hierro, zinc, selenio y yodo impactan en la disminución de la fertilidad. Recuerda que las malformaciones se producen durante los primeros 28 días de gestación, pero esta situación se puede prevenir aumentando el consumo de hortalizas y de verduras de hoja verde. De hecho, el consumo de verduras antes del embarazo puede disminuir el riesgo de partos prematuros.(1)

Para de fumar y de beber alcohol

El alcohol y el tabaquismo deben ser las dos primeras cosas que debes dejar para alistar tu cuerpo para la procreación. Estos hábitos pueden perjudicar tu fertilidad y también tu salud mental.

Sleep

Duerme bien

La fecundación exitosa requiere altos niveles de melatonina, que se logran mediante un sueño adecuado. Debes dormir lo suficiente, estar descansada y tranquila.

Food

Consume alimentos con ácidos grasos Omega 3

Las grasas “buenas” no solo son necesarias para el correcto desarrollo del sistema nervioso del feto, sino también para la salud de la mujer. El aceite de oliva es una muy buena fuente de ácidos grasos Omega 3.

Consulta con un ginecólogo especialista en fertilidad

Realiza todas las pruebas médicas necesarias para obtener un diagnóstico propicio y para que ninguna causa patológica de infertilidad se quede sin ser identificada. Así tendrás tasas de éxito más altas para tu caso.

Nelly Cortina Fernández
Dra. Nelly Cortina Fernández - Ginecólogo Obstetra:

“La base principal antes, durante y después del embarazo, es no aumentar de peso porque el exceso se ha asociado con un mayor riesgo de complicaciones como diabetes gestacional, presión arterial alta, preeclampsia, etc. La clave está en llevar un estilo de vida que incluya una alimentación saludable y actividad física regular. Ten en cuenta lo que estás comiendo, si estás practicando la alimentación consciente y el consumo diario de alimentos, aumentar la ingesta de más verduras, proteínas de origen animal o vegetal y alejarse por completo del alcohol y el tabaco.

También cuida tu salud mental. Para lograr tu mayor bienestar, necesitas valorarte y estar satisfecha con tu vida. No se trata de ser perfecta, se trata de ser lo suficientemente buena para ti misma.”

Síntomas de embarazo

Probablemente haya llegado el momento en el que te preguntes, ¿cómo saber si estoy embarazada? Ya sea que lo estés planificando o que quieras estar alerta a cualquier señal de un posible embarazo, debes tener en cuenta que los síntomas de embarazo varían para cada mujer y que antes de revisarlos, la mejor forma de como saber si estas embarazada es a través de una prueba de embarazo. A continuación te mostramos algunos de los síntomas de embarazo principales:

Ausencia del período menstrual

Ausencia del período menstrual: Este síntoma puede ser un poco engañoso cuando tienes un ciclo menstrual irregular, así que no siempre puedes fiarte de la mera ausencia de tu período. Pero, si estás en plena edad fértil y pasa 1 semana o más sin que tu ciclo menstrual haya iniciado, es sugerible que te realices una prueba de embarazo.

Náuseas

Náuseas: Las náuseas pueden o pueden no estar acompañadas de vómitos. La sensación de náuseas aparece en cualquier momento del día, sin previo aviso y generalmente las primeras náuseas ocurren después de 1 mes de que estés embarazada; aunque hay mujeres que sienten las náuseas antes o nunca. Es sugerible que nunca tengas el estómago vacío, que comas despacio y que cada 2 horas comas en pequeñas cantidades.

Síntomas emocionales

Síntomas emocionales: El flujo de hormonas generalmente puede hacer que te sientas triste, alegre, ansiosa, frustrada, incomprendida, estresada o agotada. De hecho, puedes constantemente sentir todo este cúmulo de emociones al mismo tiempo; es completamente normal. Es natural que te preocupes no sólo por la salud de tu bebé, sino también por asumir la carga emocional y la responsabilidad de tenerlo. Trátate con paciencia y comprensión, no desesperes, acércate a quienes amas y busca desahogarte constantemente. En caso de que estas emociones se vuelvan muy intensas y descontroladas, es sugerible que consultes con un profesional de la salud mental que te acompañe durante el embarazo.

Aumento de la orina

Aumento de la orina: Cuando estás en embarazo, la cantidad de sangre del cuerpo aumenta considerablemente y esto hace que los riñones tengan que procesar más líquido que termina en la vejiga. Por este motivo, sentirás que orinas muchas veces más de lo habitual.

Senos hinchados y sensibles

Senos hinchados y sensibles: Los cambios hormonales producidos por el embarazo pueden hacer que te duelan los senos o hacer que sientas mayor sensibilidad en esta área. Esta sensación suele ser bastante incómoda, pero a medida que vaya pasando el tiempo, tu cuerpo se adaptará a estos cambios hormonales y la sensación será menos displacentera.

Nuevos antojos

Nuevos antojos: Así como con otros síntomas de embarazo, los antojos imprevistos hacia algunos alimentos o bebidas se deben a los cambios hormonales que experimenta tu cuerpo. Tu sentido del gusto cambia y puedes tener mayor sensibilidad a ciertos olores y sabores, es completamente normal. No hay nada de malo en calmar esos antojos, ¡date gusto! En algunos casos, los hombres pueden ser quienes experimentan los antojos de comida y la mujer no, o por el contrario pueden ser ambos quienes sientan nuevos antojos.

Aumento de la fatiga

Aumento de la fatiga: La constante fatiga y sueño que puedas sentir durante el embarazo, se debe a que la progesterona se dispara en tu cuerpo en este período, así que es importante que tengas un óptimo nivel de descanso y sueño reparador. Influirá en gran medida la dieta que sigas durante el embarazo y si realizas ejercicio para mantenerte más activa.

Estreñimiento y acidez estomacal

Estreñimiento y acidez estomacal: El aumento de la progesterona también hace que el procesamiento de los alimentos se torne lento y puedes sentirte en ocasiones estreñida. Además, para tratar la acidez estomacal es altamente recomendable que comas en pequeñas cantidades, varias veces al día y que evites los alimentos picantes o cítricos.

Atención: Nuestros especialistas te recomiendan estar alerta cualquier síntoma extraño que requiera de atención médica de urgencia:

Nelly Cortina Fernández
Dra. Nelly Cortina Fernández - Ginecólogo Obstetra:

“Este es un momento de cambios intensos en el cuerpo de una mujer. Es importante recordar que el embarazo puede traer consigo muchos síntomas que ya teníamos antes, como náuseas o dolor de espalda. Sin embargo, también hay síntomas que pueden ser nuevos o sugerir una urgencia médica:

  • Fuerte dolor de cabeza
  • Zumbido en el oído
  • Visión borrosa con puntos de lucecitas
  • Náuseas y vómitos frecuentes
  • Disminución o ausencia de movimientos del bebe por más de 2 horas, después de las semanas 28
  • Palidez marcada
  • Hinchazón de pies, manos o cara
  • Pérdida de líquido o sangre por los genitales
  • Aumento de peso mayor a dos kilos por semana
  • Fiebre
  • Contracciones uterinas (se pone muy dura la pancita) de 3 a 5 minutos de duración antes de las 37 semanas.
  • Dolor abdominal persistente (en el bajo vientre) de cualquier intensidad
  • Dificultad para respirar
  • Aumento en el número de ir al baño y molestia al orinar
  • Convulsiones

Prueba de embarazo

Francisco Abel Martínez Ávila

“Como madre primeriza mi consejo es que acuda a su médico, atienda y escuche las indicaciones que éste pueda darles y que no se deje llevar por consejos de terceros o por información de internet. Nosotros los gineco-obstetras nos preparamos muchos años para darles las indicaciones correctas, para cuidar de las mamás y de sus bebés, por lo tanto no se dejen llevar por consejos de otras mujeres. Cada cuerpo es distinto y cada mujer es única e irrepetible por lo que lo que funciona en una no necesariamente funciona para otra. Disfrute su embarazo, cada momento y cada día del mismo ya que cada etapa es diferente y llena de sorpresas irrepetibles para la mujer en una de las más grandes etapas de la vida”

La prueba de embarazo es la forma indicada de constatar si estás o no embarazada. La prueba de embarazo mide una hormona llamada gonadotropina coriónica humana (GCH) que se produce en tu cuerpo cuando quedas embarazada. Esta hormona usualmente aparece incluso desde los 10 primeros días posteriores a la concepción, y la hormona es identificable tanto en sangre como en orina. Ten presente, que un primer resultado positivo en una prueba de orina suele no ser suficiente para estar 100% segura de que estás efectivamente embarazada, tu médico te recomendará realizar una prueba de sangre para confirmar o no el resultado.

Existen 2 tipos de pruebas de embarazo en sangre:

1

Prueba de sangre cualitativa: Esta prueba de embarazo te indicará si la hormona GCH está o no presente en tu cuerpo, y con esto sabrás si estás o no embarazada.

2

Prueba de sangre cuantitativa: Esta prueba de embarazo te mostrará la cantidad de la hormona GCH que está presente en tu cuerpo.

Los resultados de la prueba de embarazo en sangre pueden tardar 4 horas o más y te la deben practicar en un laboratorio clínico o centro médico de confianza. El médico realiza esta prueba extrayendo un tubo de sangre y enviándolo a análisis. Si es tu caso, solicita una cita médica ahora con doctoranytime para realizar tu prueba de embarazo.

  • Prueba de embarazo de orina: Esta prueba puedes realizarla tú misma y la puedes comprar en la farmacia más cercana. Debes aplicar una gota de orina sobre una tira química o banda preparada que trae la prueba. Luego deberás esperar por 1 o 2 minutos hasta obtener el resultado. Este tipo de prueba de embarazo clásica sólo te dará un resultado positivo o negativo
  • Prueba de embarazo digital con indicador de concepción: Esta también es una prueba de orina, pero a diferencia de las pruebas clásicas, con esta puedes no sólo saber si estás embarazada, sino también cuántas semanas tienes de embarazo.

Etapas del embarazo

Primer trimestre de embarazo

Características generales

En el primer trimestre de embarazo se experimentan las mayores molestias. Esto debido al cambio hormonal tan grande que está experimentando el cuerpo que requiere prepararse para los 9 meses de embarazo. Los órganos están evolucionando por lo que eres más susceptible a infecciones. Durante el primer trimestre del embarazo, la probabilidad de tener un aborto espontáneo es la más alta. Por lo tanto, cualquier sangrado o dolor abdominal debe ser tratado inmediatamente por tu médico.(3)

Recomendaciones

  • Debes hacer actividad física de manera moderada, a menos que tu médico te indique que requieres reposo total. Por otro lado, mantener relaciones sexuales durante el período de gestación es muy bueno debido a la producción de endorfinas. Estas son beneficiosas tanto para la salud y el ánimo de la madre como para el bebé.
  • Elimina el consumo de verduras y carnes crudas, ya que eres más susceptible a contraer un parásito llamado toxoplasma.
  • Debes empezar a consumir ácido fólico desde que confirmes tu embarazo, así como los suplementos vitamínicos que tu médico ginecólogo te recete. De esta manera, previenes complicaciones como bajas de hierro, calcio y, en casos más graves, la anemia.
Francisco Abel Martínez Ávila

“A partir de la certeza diagnóstica del embarazo, el principal signo de alarma es el sangrado transvaginal. Durante el primer trimestre, se puede asociar a amenaza de aborto o pérdida del embarazo propiamente.

Durante los siguientes, puede representar algún grado de desprendimiento placentario o amenaza de parto prematuro. Así mismo el incremento de la presión arterial (enfermedad hipertensiva del embarazo) puede causar dolor de cabeza, mareos, zumbido de oídos o hinchazón, lo que debe ser revisado de inmediato. Es importante también enseñar a la paciente a conocer el patrón de los movimientos fetales para que ante la disminución de la percepción de los mismos, se revise la sana evolución fetal.

El embarazo es parte inherente de la salud femenina y todo síntoma que genere incomodidad o no sea parte de la evolución, debe ser valorado por el médico.”

Embarazo y nutrición

Alimentos y bebidas permitidas durante el embarazo

  • Frutas y verduras de temporada.
  • Quesos bajos en sal y grasa que sean pasteurizados como el panela o el cottage.
  • Alimentos altos en fibra como mandarina, avena, naranja, piña o higos.
  • Pan integral.
  • Frijoles negros o rojos.
  • Proteínas bien cocinadas como el pollo o la carne roja.

Alimentos y bebidas prohibidas durante el embarazo

  • Platillos con alimentos crudos como el sushi, carpaccio, carne tártara o el ceviche.
  • Condimentos muy picantes, ya que pueden aumentar las agruras.
  • Quesos blandos como el queso azul o el brie.
  • Pescados con altos niveles de mercurio como el pez espada o el pez caballa.
  • Carnes frías y embutidos
  • Alcohol.
Irishina Yañez Bahena
Dra. Irishina Yañez Bahena - Nutricionista:

“El consumo de pescado durante el embarazo se relaciona con menor frecuencia de síntomas depresivos y ansiedad materna después del parto, así como menor retraso del crecimiento intrauterino y mejor desarrollo cognitivo del niño ya que el pescado contiene ácidos grasos esenciales y DHA.”

4 o 5 recetas de comidas ideales para mujeres embarazadas:

Nuestra nutricionista, la Dra. Irishina Yañez Bahena, te recomienda las siguientes recetas para que prepares durante tu embarazo:

RECETA #1

RECETA #1: Pescado empapelado con verduras

Ingredientes:

  • Filete de pescado (90g)
  • Chayote picado (¼ taza)
  • Zanahoria picada (¼ taza)
  • Papa picada (½ pieza)
  • Epazote 3 hojas
  • Cebolla picada (1 cucharadita)
  • Ajo
  • Sal
  • Aceite de oliva (1 cucharadita)
  • Papel aluminio

Preparación:

Colocar en el papel aluminio el aceite de oliva, agregar el pescado condimentado con ajo, sal y cebolla picada, incorporar el resto de verduras y epazote. Envolver todo en papel aluminio y cocinar al vapor.

Durante el embarazo se recomienda consumir alimentos ricos en hierro. Los niveles bajos de hierro durante el embarazo se relacionan con depresión materna, recién nacidos con bajo peso y función cognitiva disminuida en la infancia. Para mejorar la absorción de hierro se recomienda consumir alimentos ricos en vitamina C.

RECETA #2

RECETA #2: Fajitas de res con chile poblano

Ingredientes:

  • Carne de res en fajitas (100g)
  • Chile poblano 1 pieza
  • Ajo
  • Sal y pimienta al gusto
  • Cebolla en rodajas 1/3 pieza

Preparación:

Asar el chile poblano y pelar, posteriormente cortar en rajitas y reservar. Condimentar la carne de res con especias y cocinar en un sartén junto con la cebolla utilizando una cucharadita de aceite de oliva al final agregar las rajitas de chile poblano, tapar por unos minutos y terminar la cocción a fuego bajo. Acompañar con tortillas de maíz o tostadas horneadas y agua de limón o naranja sin azúcar rica en vitamina C.

Las verduras contienen fibra que favorece en la digestión para evitar el estreñimiento presente durante el embarazo, Ayudan al control de la saciedad y reducir el índice glucémico de otros alimentos cuando se consumen antes o en conjunto. Frutos secos como nueces y almendras: contienen grasas saludables (omega 3) que ayudan para el desarrollo cognitivo del bebe durante el embarazo.

RECETA #3

RECETA #3: Ensalada de espinacas y lechuga, mango, requesón y nuez, crutones 12 piezas

Ingredientes:

  • 2 tazas combinadas de lechuga y espinacas (previamente lavadas y desinfectadas)
  • ½ pieza de mango picado
  • 6 cucharaditas de requesón
  • 8 mitad de nuez picada

Preparación:

Colocar como base las hojas de verduras, agregar mango, requesón y nuez. Los alimentos fríos ayudan a mejorar las náuseas presentes durante el embarazo. Por otro lado, el consumo de alimentos ricos en calcio como el yogur ayuda en la mineralización ósea fetal, disminuyendo la incidencia de calambres y riesgo de preeclampsia durante el embarazo.

RECETA #4

RECETA #4: Paletas de Yoghurt con fruta congeladas

Ingredientes:

  • Yoghurt natural reducido en grasa (1 taza)
  • Fruta picada kiwi, mango, fresas (1 taza)

Preparación:

Mezclar la fruta con el yogur en un recipiente y colocar en los moldes para paletas después congelar durante 3 horas.

El embarazo según tu edad

Características generales Precauciones y recomendaciones
A los 20’s

Esta es la mejor década para tener hijos, ya que es cuando más ovocitos se producen. Muchos expertos indican que la mejor época para concebir es entre los 20 y los 25 años. A partir de los 27 años, se empieza a reducir la producción de óvulos y embarazarse puede volverse más complicado. Durante esta década de tu vida, tendrás aproximadamente un 25% de probabilidad de embarazarte cuando te encuentres en tus días fértiles.

Concebir durante tus veintes tiene otros beneficios como menor probabilidad de desarrollar diabetes gestacional o preeclampsia.

No es recomendable embarazarse a una edad temprana a pesar de que tengas una fertilidad considerada como “alta”. Tu cuerpo puede que no esté preparado para los cambios físicos y hormonales que supone un embarazo. De hecho, es recomendable que antes de decidir intentar concebir un bebé, vayas a una revisión con un especialista. De esta manera se pueden descartar condiciones preexistentes que puedan poner en peligro tu vida durante el embarazo o al dar a luz.
A los 30’s

La mayoría de las mujeres actualmente deciden volverse madres a partir de que cumplen 30 años.

Al llegar a esta edad, tu producción de ovocitos ha bajado en comparación a cuando tenías 20 años pero se estima que tienes un 15% de probabilidades de lograr un embarazo en cada ciclo.

Convertirse en madre en esta época de tu vida puede ser una ventaja tomando en cuenta que es probable que tengas un trabajo estable, mayores ingresos y que hayas finalizado tus estudios. También tendrás la sabiduría, flexibilidad y paciencia para criar a tu pequeño.

El mayor riesgo que se presenta al embarazarse después de los 30 años es que tus óvulos presentan mayores anomalías cromosómicas.

Los abortos espontáneos también son muy comunes en las mujeres que deciden embarazarse a esta edad, por lo que los sangrados o dolores en el abdomen pueden ser una señal de alerta importante.

Debes mantenerte atenta a la aparición de contracciones. Los partos prematuros no son raros en las mujeres que esperan un bebé en esta etapa de su vida.

A los 40’s

Hay solo un 5% de probabilidad de que logres embarazarte de manera natural después de los 40 años

Aunque algunas mujeres deciden volverse madres después de haber cumplido 40, un dato importante es que los abortos espontáneos aumentan en un 50%.

El parto también se ve influenciado por la edad. Durante esta década de tu vida, es poco probable que puedas tener un parto vaginal. Las contracciones no son lo suficientemente adecuadas para esto por lo que se recomienda mejor tener una cesárea.

Se recomienda acudir a revisiones ginecológicas constantemente para descartar problemas cardíacos, anomalías en la tiroides, presión arterial alta o incluso diabetes gestacional.

El embarazo posterior a los 40 años requiere que lleves un estilo de vida más tranquilo y la ingesta de alimentos que aporten una gran cantidad de nutrientes para ti y tu bebé.

Las alteraciones cromosómicas son muy comunes también. Por lo tanto, es sugerible preguntarle a tu ginecólogo de cabecera qué exámenes puedes realizarte para saber si tus óvulos presentan estas anomalías.

Calendario embarazo semana a semana

Calendario embarazo semana a semana
1

1 mes de embarazo

1 a 4 semanas: Durante este primer mes, tu cuerpo se empezará a preparar para los 9 meses de gestación. Los órganos principales de tu bebé comenzarán a formarse y, aunque no se pueden distinguir extremidades, el sistema nervioso también iniciará su formación.

2

2 mes de embarazo

5 a 8 semanas: La principal característica de este segundo mes es que comienzan los vómitos o náuseas matutinas debido a la revolución hormonal que sucede en tu cuerpo. El corazón de tu bebé empezará a latir y podrás ver cómo su cara empieza a tomar forma. Los ojos y su cerebro se están desarrollando al igual que las piernas y los brazos.

3

3 mes de embarazo

9 a 13 semanas: Tu bebé ya toma la forma de un pequeño ser humano, ya que sus huesos dejan de ser tan flexibles y comienzan a hacerse más duros.

Su estómago, hígado y pulmones ya están formados mientras que sus intestinos se colocarán en su abdomen al final de este mes. Su oído se comienza a desarrollar y los ojos se colocan en el lugar correspondiente en su rostro.

Dato curioso: los genitales se forman durante este mes. Por lo tanto, pronto podrás saber cuál es el sexo de tu bebé.

4

4 mes de embarazo

14 a 17 semanas: El cuarto mes trae muchos cambios emocionantes en tu embarazo. Sentirás los primeros movimientos de tu bebé y notarás como este se mueve durante el día.

Otra buena noticia es que las molestias como las náuseas, la somnolencia, los vómitos y la falta de energía desaparecerán en estas semanas. Esto te permitirá sentirte revitalizada e incluso con ganas de hacer ejercicio de manera moderada.

Tu barriguita crecerá un poco más durante este mes, por lo que tu embarazo comenzará a notarse.

5

5 mes de embarazo

18 a 22 semanas: El aumento de peso será la característica principal de este quinto mes de embarazo. Si bien tus movimientos empezarán a limitarse por el rápido crecimiento de tu bebé, todavía podrás hacer tu rutina de manera normal.

Tu pequeño puede sentir todos los estados de ánimo que tengas, así que procura mantenerte serena y no preocuparte demasiado. El corazón del bebé estará muy desarrollado en esta etapa, así que cuando vayas a realizar una ecografía, éste latirá con más intensidad.

6

6 mes de embarazo

23 a 27 semanas: El bebé puede tener hipo dentro de tu vientre, lo que te hará sentir movimientos rítmicos muy graciosos. Debido al crecimiento de tu pequeño, cada vez el espacio que tendrá será menor y podrás apreciar sus patadas de mejor manera.

Gracias a las ondas cerebrales, tu bebé puede percibir mejor los sonidos del exterior y los movimientos que realices.

7

7 mes de embarazo

28 a 31 semanas: El líquido amniótico se reduce durante el séptimo mes de embarazo. Los movimientos del útero también provocan dolor de espalda, acidez en el estómago y la imposibilidad de respirar de manera adecuada.

Tu bebé ahora puede chuparse el dedo, aprenderá a succionar para cuando tome leche materna. También ya tose y puede llegar a estornudar. Las patadas que ahora da serán en respuesta a lo que suceda en el exterior. En este punto, tu pequeño puede reconocer tu voz.

8

8 mes de embarazo

32 a 35 semanas: El lanugo (un vello que cubre el cuerpo de tu bebé) se empezará a caer. Si tu bebé es un niño, sus testículos comienzan a tomar su lugar.

Es posible que empieces a tener más dificultades para respirar normalmente y esto se debe a que el crecimiento de tu útero se da hacia arriba. Por esta razón es posible que comiences a tener problemas para controlar tu vejiga.

De un lado positivo, la revolución de hormonas que antes provocaba síntomas negativos, ahora ayudarán a que tu cabello se vea más brillante y tenga mejor volumen.

9

9 mes de embarazo

36 a 40 semanas: ¡Llegó el momento tan esperado! Tu bebé se colocará boca abajo y descansará en el cuello de tu útero esperando el momento de nacer. Sus pulmones han recibido los nutrientes adecuados para desarrollarse por completo y funcionar en el exterior.

Las molestias como las varices o hemorroides podrían persistir durante algún tiempo después del parto. Sin embargo, las ganas constantes de orinar, estrías, insomnio y la hinchazón en los pies desaparecerán después del parto.

Cesárea o Parto Natural

Cesárea

Cesárea

  • Es una intervención quirúrgica que tiene una duración de 30 a 60 minutos aproximadamente. Puede implicar riesgos como infecciones o sangrado en exceso
  • La recuperación es más larga y lenta. Se estima que se requieren entre 4 y 8 semanas para que puedas moverte con normalidad.
  • Tienes que esperar un año entre cada hijo para asegurar tu salud y la de tus pequeños.
  • Puedes saber exactamente el día en que tu bebé nacerá. Esto te permite planear y tener todas las cosas del pequeño listas con anticipación.
  • Gracias a la anestesia que se aplica, no sentirás absolutamente ningún tipo de dolor durante el procedimiento. A lo mucho, sentirás una presión en el abdomen mientras los doctores trabajan en esa área para traer a tu bebé al mundo.
  • Adaptarte al proceso de lactancia puede ser un poco más complicado. Esto se debe a que no se genera una hormona llamada oxitocina.
Parto Natural

Parto Natural

  • No se requiere que haya una intervención quirúrgica. La pérdida de sangre es menor así como el riesgo de desarrollar infecciones.
  • Las mujeres que tienen a sus bebés por parto natural pueden recuperar su rutina normal casi de inmediato.
  • Puedes tener más hijos sin la necesidad de esperar una cierta cantidad de tiempo entre ellos.
  • Se da una fecha aproximada de parto pero todo dependerá del bebé. Si bien puedes tener las cosas preparadas, muchas veces los bebés se adelantan.
  • El dolor de un parto vaginal es intenso debido a la dilatación de la vagina y las contracciones que se tengan. Las molestias dependen de tu umbral del dolor y si decides utilizar o no la epidural.
  • Al liberarse de manera natural la oxitocina, tu producción de leche se dará de manera natural y la lactancia será una transición más sencilla.

Depresión postparto

Para muchas mujeres, el embarazo supone un reto que puede exceder sus propias capacidades de regulación emocional y asimilación del cambio que se avecina, y es cuando la depresión pre y postparto puede aparecer.

La depresión prenatal y postparto es un tipo de depresión que se caracteriza por un estado de ánimo depresivo que afecta la funcionalidad de la madre en todas sus actividades diarias durante o después del embarazo, en la que se ve afectado el cuidado de sí misma y del bebé.

Cuando la mujer experimenta depresión prenatal o postparto, tiene dificultades para verse a sí misma en el rol de madre y para asimilar esta nueva faceta para su propia vida. La depresión postparto puede limitar el proceso de lactancia y puede hacer que la madre tenga problemas en sentir un vínculo afectivo con su propio bebé. Esta situación puede desencadenar en una falta de cuidado y atención de la madre hacia el bebé, por lo que es sugerible asignar un segundo cuidador para el bebé mientras la madre sale de la depresión postparto.(2)

En este proceso hay algo clave y es que las emociones de la madre influyen en gran medida sobre el desarrollo de las conexiones neuronales en el bebé. Por esta razón, cuando la madre se encuentra bajo un estrés constante, estados de ansiedad y tristeza profunda, el cuerpo libera ciertas hormonas que pueden llegar a afectar al bebé.

Atención: la depresión postparto es una enfermedad de salud mental y por tanto la madre no decide sentirse así, no está en su propia voluntad dejar de experimentar esa tristeza profunda que para ella misma resulta inexplicable. La depresión postparto requiere tratamiento psicoterapéutico inmediato y en algunos casos también requiere manejo farmacológico por psiquiatría. Si estás atravesando por esta o una situación similar, puedes agendar tu cita ahora mismo con doctoranytime.

Fertilización in vitro

En ocasiones, lograr el embarazo puede resultar una tarea ardua y larga para algunas parejas, principalmente debido a problemas de infertilidad masculina o infertilidad femenina. Asimilar esta situación resulta confrontante, frustrante y representa una transición no sólo médica sino también psicológica para quienes la experimentan. Sin embargo, si es tu caso y aún tienes el sueño de poder tener a tu bebé, la fertilización in vitro puede ser un procedimiento médico hecho a tu medida.

La fertilización in vitro es un procedimiento de reproducción asistida que ayuda a la fecundación de óvulos y espermatozoides fuera del cuerpo y suele ser la preferida cuando fallan otros tratamientos. El número de parejas que buscan tratamiento para la infertilidad aumenta drásticamente día a día en todo el mundo. Además, existe una estrecha relación entre el estrés y la fertilidad. Por ejemplo, el estrés laboral y las bajas posibilidades de concepción en las mujeres han sido reportadas como variables que dificultan el proceso de reproducción natural.

Fertilización in vitro

El uso de la fertilización in vitro incluye: una fase de tratamiento en pacientes con infertilidad inexplicable, una terapia para la inducción de la ovulación, tratamiento de la infertilidad masculina, tratamiento de la endometriosis, IIU con esperma de la pareja o de un donante, tratamiento de enfermedades y la infertilidad masculina grave. La tasa de éxito varía acorde a cada caso en particular, de manera general la fertilización in vitro ofrece una tasa de éxito estimada alrededor del 50%-60%.

La procedencia de la infertilidad puede deberse a múltiples factores como el estrés, pero también a la edad. Se ha encontrado que la infertilidad está altamente relacionada con la edad de la pareja. De hecho, se estima que la fertilidad en las mujeres empieza a decaer a partir de los 30 años y acelera su decaimiento a partir de los 35 años de edad. Otra razón común es la falta de ovulación; se estima que aproximadamente el 20% de los casos de infertilidad se deben a dificultades en el proceso de ovulación.

Si deseas obtener mayor información respecto a la fertilización in vitro, cómo funciona y si es la opción ideal para ti, haz clic aquí.

¿Cómo encontrar al médico adecuado?

Para que tu embarazo tenga éxito, es muy importante contar con el médico especialista adecuado a tu lado. El médico ginecólogo obstetra es el indicado para orientarte, realizarte los exámenes médicos pertinentes y dirigir todo el proceso clínico de tu embarazo. Es sugerible que sea un sólo médico el que te acompañe de inicio a fin, ya que conocerá a cabalidad las características de tu embarazo y por tanto tendrá mayor precisión en los cuidados, medicamentos y sugerencias que te recete. Algunas de las cualidades que debería tener tu médico ginecólogo de cabecera son:

  • Estudios: Debe ser un médico con especialidad en ginecología y obstetricia. Hay ginecólogos que también son expertos en lactancia y en diferentes métodos de partos. En México, cada vez se busca más que el parto sea cómodo para la mamá y no solo "conveniente o rápido" para los doctores.
  • Empatía: Es importante que te sientas comprendida por tu médico, que te sientas a gusto y con la libertad de poder salir de cualquier duda que tengas respecto a tu embarazo.
  • Lenguaje simple y claro: Es clave que tu ginecólogo de cabecera utilice un lenguaje fácil y claro para explicarte todos los términos clínicos relacionados con tu embarazo, que te ayude a comprender con claridad todo lo que sucede con tu bebé, etc.; especialmente si vas a ser madre por primera vez.
  • Experiencia con embarazos múltiples: Para recibir embarazos múltiples hay particularidades y características que a veces varían de embarazos singulares, así que si es tu caso, busca un ginecólogo/a que posea esta experiencia.
  • Localización: Si tienes una emergencia médica, no quieres un doctor que esté a una hora de ti. Es sugerible que, en la medida de lo posible, busques que el consultorio de tu doctor no quede demasiado lejos de tu domicilio.
  • Relación médica de confianza en el largo plazo: Cuando algunos doctores crean empatía y le ofrecen a las futuras madres la confianza médica que estaban buscando, en ocasiones estas mujeres deciden tener todos sus embarazos con el mismo especialista. Este aspecto facilita el manejo médico del historial clínico y una mejor asesoría ginecológica.
Nelly Cortina Fernández
Dra. Nelly Cortina Fernández - Ginecólogo Obstetra:

“El embarazo puede ser un momento de gran emoción, pero también puede ser un momento de ansiedad. En esos nueve meses, una mujer puede hacer cambios positivos sustanciales en todo el cuerpo. Cierto, es un mundo desconocido, por lo que la sugerencia es que estés respaldada por tu familia y/o pareja, así como elegir a un Obstetra que te genere seguridad y confianza; acompañándote en este camino con apertura, sin violencia obstétrica y dando solución a cada duda que es normal tener. Sigue preguntando, sigue leyendo del tema, toma cursos de respiración, llena de información confiable y no de miedo esta nueva etapa de vida, confía en tu potencialidad, ¡Seguro lo harás muy bien!”

Mitos y verdades sobre el embarazo

Mito #1

Tengo que aumentar la ingesta de alimentos debido al embarazo.

La verdad

Esto es falso. Se estima que solo debes aumentar 300 calorías al día para compensar la gestación de tu bebé. No se trata de la cantidad de alimento que consumas, si no de la calidad y los nutrientes que estos puedan aportar a tu bebé. Por esto es que se recomienda comer frutas, verduras y proteínas saludables.

Mito #2

Hacer ejercicio puede provocar un aborto.

La verdad

Hacer actividad física está recomendado para cualquier etapa de la vida, ya que mejora la masa muscular, mejora el sueño y nos ayuda a mantenernos en nuestro peso ideal. Durante el embarazo esto no cambia a menos que tengas un embarazo de alto riesgo y tu médico te lo prohíba. Si este no es tu caso, el yoga prenatal, los pilates y la natación son una gran manera de mantenerte activa durante estos nueve meses.

Mito #3

No debo tener relaciones sexuales durante el embarazo porque puede lastimar al bebé.

La verdad

A menos que tu médico te aconseje lo contrario, tener relaciones sexuales durante el embarazo no tiene nada de malo. Te ayudará a mejorar tu estado de ánimo, a sentirte más conectada con tu pareja e incluso mejorar la comunicación. Intenta practicar posiciones cómodas que no requieran poner presión sobre tu abdomen. Acerca de si tu bebé puede salir lastimado, debes saber que él/ella está protegido por una membrana mucosa que se encuentra en el cuello de tu matriz. Si existe presencia de flujo o comezón durante las relaciones sexuales, pide ayuda a un especialista.

Mito #4

Se puede saber el sexo del bebé con algunas características físicas de la mamá.

La verdad

La única manera certera de saber si esperas un niño o una niña es mediante un exámen de sangre o una ecografía. La forma de la panza o su tamaño no son un parámetro confiable para saber el sexo del bebé.

Mito #5

Ciertas posiciones sexuales aumentan la probabilidad de tener un niño o una niña.

La verdad

Esto es falso. Las posiciones sexuales no tienen ninguna ingerencia en el sexo del bebé, ya que esto lo determina el cromosoma que tenga el espermatozoide del hombre encargado de hacer la fecundación. El sexo se establece desde la concepción, por lo tanto no hay ninguna acción posterior que lo pueda cambiar.

Preguntas frecuentes sobre el embarazo

¿Cuánto peso debo aumentar durante mi embarazo?

Para cada mujer es diferente. Depende de tu contextura, edad y condiciones médicas generales. Sin embargo, se espera que cuando estés embarazada aumentes entre unos 11 y 13 kilos aproximadamente. El peso corporal debe ser vigilado por tu ginecólogo obstetra de cabecera y en los controles médicos se hará el monitoreo pertinente. En caso de que tengas sobrepeso, tu médico te recomendará bajar o nivelar un poco tu peso corporal, pero si por el contrario tu peso está por debajo de lo esperado, el especialista te indicará subir un poco hasta encontrar un punto de equilibrio.

¿Por cuánto tiempo puedo seguir trabajando durante mi embarazo?

El momento exacto para dejar de trabajar varía enormemente para cada mujer y por esto, es tu médico ginecólogo obstetra de cabecera quien, de acuerdo al desarrollo de tu embarazo y condiciones de salud generales (riesgos y cuidados pertinentes), te ayudará a definir el momento adecuado para parar de cumplir con responsabilidades laborales. Sin embargo, ten presente que los trabajos que implican la utilización del plomo, de la radicación y otros químicos, pueden afectar seriamente a tu bebé. Por otro lado, no se considera que los trabajos que impliquen estar generalmente detrás de un escritorio causen daños a tu bebé, pero atención! Nunca apoyes una computadora sobre tu útero ni sobre tu estómago.

¿Debo hacer ejercicio durante mi embarazo?

Siempre es mejor que te cerciores con tu médico ginecólogo de cabecera, ya que las condiciones y características de cada embarazo son diferentes y pueden variar enormemente. Sin embargo, en caso de que tu embarazo sea saludable y no hayas tenido complicación alguna, los viajes en aviones comerciales antes de la semana 36 se consideran seguros. Siempre es sugerible que revises la política de la aerolínea que utilizarás, hidrátate constantemente, usa el cinturón de seguridad en todo momento, trata de evitar bebidas gaseosas antes del vuelo y, si es posible, asegúrate de tener un plan B en caso que necesites asistencia médica durante el vuelo.

¿Debo hacer ejercicio durante mi embarazo?

A menos de que tengas problemas durante el embarazo y que tu médico ginecólogo de cabecera te prohíba el ejercicio o cualquier actividad física que implique mucho movimiento, es recomendable que hagas ejercicio suave con regularidad; los pilates y el yoga suelen ser recomendados como una opción saludable durante el embarazo. Puedes realizar 30 minutos de ejercicio todos los días. Atención: debes preguntar directamente a tu médico sobre el tipo de ejercicios que son recomendables realizar y los que no.

¿Puedo tomar antibióticos durante mi embarazo?

De ser necesario, tu médico te puede recetar antibióticos durante el embarazo, sin embargo, tu ginecólogo podrá indicar algunos que puedes tomar y otros que no, dependiendo del momento del embarazo en el que estás, cantidad, tipo de antibiótico. Las penicilinas como la amoxicilina y la ampicilina son ejemplos de antibióticos que se considera son seguros para mujeres en embarazo.

Nota: El término "doctor" es utilizado por brevedad y puede incluir también a otros profesionales de la salud
Recursos

1. Martínez García, R. M., Jiménez Ortega, A. I., Peral-Suárez, Á., Bermejo, L. M., Rodríguez-Rodríguez, E., & Bermejo López, L. M. (2020). Importancia de la nutrición durante el embarazo. Impacto en la composición de la leche materna. Nutricion Hospitalaria, 37, 38–42. https://doi.org/10.20960/nh.03355

2. American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM 5). Amer Psychiatric Pub Inc: Virginia, US.

3. Carrillo, P., García, A., Soto, M., Rodríguez, G., Pérez, J. & Martínez, D. (2021). Cambios fisiológicos durante el embarazo normal. Revista de la Facultad de Medicina, 64, -. Abril 2022, De Scielo Base de datos.

4. Contreras, E., Arango, L., Zuluaga, S. & Ocampo, V.. (2008). Diabetes y embarazo. Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología, 59, -. Abril 2022, De Scielo Base de datos.

5. Casini, S., Sáinz, G., Hertz, M. & Andina, E. (2002). Guía del control prenatal. Embarazo normal.. Revista del Hospital Materno Infantil Ramón Sardá, 21, 51-62. Abril 2022, De Redalyc Base de datos.

6. Mayo Clinic. (2022). Embarazo semana a semana. Abril 2022, de Mayo Clinic Sitio web: , https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/pregnancy-week-by-week/in-depth/pregnancy/art-20047732

7. Instituto Mexicano del Seguro Social. (2018). Relaciones sexuales durante el embarazo. Abril 2022, de IMSS Sitio web: , https://www.imss.gob.mx/maternidad/estas-embarazada/relaciones-sexuales-embarazo#:~:text=%C2%BFRelaciones%20sexuales%20durante%20el%20embarazo,membrana%20mucosa%20que%20lo%20protege

Ésta página no contiene consejos médicos
Ésta página no incluye contenido promocional ni publicidad Consulte la política de gestión de publicidad aquí

Este contenido es confiable y está científicamente comprobado. Está basado en estudios médicos oficiales. Es editado por doctores y profesionales de la salud y muestra información objetiva sobre el diagnóstico y tratamiento de enfermedades. Igualmente, incluye recursos que pueden ser utilizados. Si usted es un profesional de la salud y encontró errores u omisiones, por favor contáctenos a través de [email protected]

¡Gracias!

Su experiencia puede ayudar a otras personas

Únase a doctoranytime gratis haciendo clic aquí

Algo salió mal

Inténtelo más tarde

Su opinión es registrada

Díganos cómo podemos mejorar esto.