ESPECIALIZACIÓN

Lea artículos científicos en

Nueva búsqueda

Vacunas

Vitales desde el nacimiento y la infancia

¿Que son las vacunas?, ¿como funcionan las vacunas?

El objetivo de las vacunas es inmunizar al organismo contra enfermedades graves causadas por bacterias y virus. Una vacuna puede contener, en su caso, cepas inactivadas o vivas atenuadas de virus y bacterias. Las vacunas introducen estas cepas en el cuerpo humano para así crear anticuerpos que ayudan a reforzar las defensas. En esencia, con la vacunación, el cuerpo reconoce la cepa específica cada vez, prepara sus "armas", produciendo los anticuerpos adecuados, de modo que si se expone a la cepa específica en el futuro logre hacer frente a ella. Así, con la vacunación, el organismo al ser infectado por una cepa, no enfermará con síntomas graves y no pondrá en peligro la vida.

Concretamente, una vacuna funciona de la siguiente manera: el sistema inmunitario "capta" la entrada de bacterias y virus inactivados o vivos atenuados en el organismo como antígenos y comienza a producir anticuerpos contra ellos. En este punto cabe mencionar la relación "llave-cerradura" entre los antígenos y los anticuerpos, ya que la producción de anticuerpos es altamente específica para cada antígeno. Por eso es necesario vacunar con diferentes vacunas para crear una multitud de anticuerpos diferentes.

Así, cuando el cuerpo entra en contacto con la bacteria o el virus correspondiente, el organismo lo reconoce y lo "recuerda", ya que tras la vacunación ha desarrollado células de memoria especializadas. El resultado es la destrucción inmediata de los "invasores extraños" y la evitación de la enfermedad. Esta memoria celular se conserva incluso décadas después y se denomina inmunidad.

La eficacia de las vacunas ha contribuido significativamente a la prevención de enfermedades infecciosas y mortales durante décadas. Las infecciones que solían causar daños cerebrales permanentes, parálisis motoras, infertilidad, discapacidad o incluso la muerte han sido eliminadas. Enfermedades como la poliomielitis, el tétanos, el sarampión, la difteria, la rubéola o las paperas ya no existen o son casos raros y aislados que se limitan principalmente a grupos de población no vacunados. Es importante recordar que las enfermedades mortales ya no existen gracias a la vacunación y a la cobertura universal de la población. Si la "inmunidad de rebaño" ya no existe, con varias personas sin vacunar entre nosotros, la protección es inadecuada, especialmente para los grupos vulnerables de bebés, adultos mayores y personas inmunodeprimidas.

Vacuna Bexsero

Vacuna Bexsero, también conocida como vacuna meningococo B, se utiliza para prevenir la enfermedad meningocócica invasiva. La aparición de la enfermedad está causada por la bacteria Neisseria meningitidis. Cuando la bacteria entra en el organismo, se extiende por todo el cuerpo, causando graves complicaciones en el cerebro, la columna vertebral y la sangre (meningitis, septicemia).

Esta vacuna actúa reforzando las defensas del organismo contra la enfermedad. Cuando se administra, el sistema inmunitario reconoce las cepas introducidas de la bacteria como una sustancia extraña, lo que da lugar a la producción de anticuerpos contra ellas y de células de memoria específicas. Así, en caso de que te expongas a esa bacteria concreta en el futuro, las células de memoria reconocen y "recuerdan" el organismo extraño. El sistema inmunitario se activa y destruye las sustancias extrañas, por lo que tu niño no enferma.

Los efectos secundarios que pueden aparecer en los días posteriores a la administración de la vacuna son dolor de cabeza, fiebre, somnolencia, sarpullido, diarrea, vómitos, llanto/quejidos, artralgia y pérdida de apetito. Todas las posibles reacciones adversas se detallan en el prospecto de la vacuna.

Vacuna triple viral. Vacuna sarampión, paperas y rubéola (vacuna MMR)

La vacuna triple viral contra el sarampión, las paperas y la rubéola contiene virus vivos atenuados. Estas 3 enfermedades se transmiten muy fácilmente (con gotas de tos o estornudos) y sus complicaciones son graves, ya que pueden incluso provocar la muerte. La vacuna triple vírica no puede administrarse antes de los 12 meses de vida del bebé y se administra en 2 dosis.

Todos los médicos recomiendan que el bebé reciba la vacuna triple viral para evitar complicaciones graves en su salud. La vacuna triple viral ayuda a evitar que tu hijo le transmita la rubéola a una mujer embarazada, cuyo bebé en gestación podría presentar graves defectos de nacimiento o morir si la madre contrae esta enfermedad, evita que tenga un sarpullido y fiebre debido a la rubéola. Además, los efectos secundarios suelen ser muy poco comunes.

Vacuna hepatitis

Hay dos tipos de vacunas para prevenir la hepatitis: la hepatitis A y la hepatitis B. La vacuna hepatitis A se recomienda para los niños de 2 años en 2 dosis. También se te puede administrar en caso de que vayas a viajar a un país endémico, al menos 2 semanas antes del viaje previsto.

La vacuna hepatitis B puede administrarse al nacer y se aplica en 4 dosis. Si la madre es portadora del virus, el bebé debe ser vacunado al nacer. Si no, el niño se vacuna en el segundo mes de vida y debe recibir 3 dosis en total hasta los 18 meses, con un intervalo mínimo de 4 semanas. La última dosis no debe administrarse antes de los 6 meses. La vacuna hepatitis B ofrece una protección del 95-100% contra la hepatitis B.

Vacuna influenza, vacuna neumococo

La vacuna influenza puede administrarse a los niños a partir de los 6 meses si es triplemente inactivada y a partir de los 2 años si es viva debilitada. Esta vacuna es opcional y se recomienda para todos los grupos de alto riesgo. Es necesario consultar a un especialista en alergias en caso de que tu pequeño presente una alergia ante la vacuna influenza.

En el caso de los adultos, la vacuna influenza se administra una vez al año ya que proporciona una alta protección. Los grupos de población a los que se recomienda vacunar son los niños y adultos con enfermedades crónicas como el asma, la diabetes, la insuficiencia renal o cardíaca, personas con sobrepeso, los que cuidan bebés menores de 6 meses, los pacientes inmunodeprimidos o los adultos mayores, que trabajan en el campo. Así como a las mujeres que están embarazadas. Es importante señalar que quienes tengan una infección activa o alergia a alguno de los ingredientes de la vacuna no deben vacunarse

Se recomienda administrar la vacuna neumococo (vacuna antineumocócica) en unas 3 dosis alrededor de los 2 meses de edad en todos los niños, independientemente de los factores de riesgo. Si la vacunación se retrasa después de los 6 meses, deben ser vacunados en 2 dosis con una dosis intermedia al mes y una 3ª dosis con potencia de 13 al año de edad. La PPSV de potencia 23 se administra a partir de los 2 meses de la última dosis de conjugada en los niños mayores de 2 años que tienen un alto riesgo de desarrollar neumococo. Las mujeres embarazadas no deben ser vacunadas.

Vacuna VPH

La vacuna VPH tiene como objetivo proteger contra determinados subtipos de VPH y, por tanto, contra la aparición de enfermedades asociadas a ellos. Funcionan de forma profiláctica, aunque se está haciendo un gran esfuerzo para disponer de vacunas futuras y terapéuticas. Existen tres tipos de vacunas diferentes en función del número y los subtipos de VPH a los que se dirigen. Es decir:

  • Cervarix se dirige a los subtipos 16 y 18 del VPH. De hecho se encontró que esta vacuna provee el 100% de protección contra las infecciones persistentes del cuello uterino de los subtipos mencionados.
  • Gardasil se dirige a los subtipos 6, 11 ,16 ,18 del VPH. También esta vacuna puede proveer el 100% de protección como la vacuna cervarix.
  • Gardasil 9 es igual de eficaz que la gardasil, se dirige a los subtipos 6, 11, 16, 18, 31, 33, 45, 52 y 58 del VPH. Los estudios que lograron la aprobación de Gardasil 9 encontraron que es casi 100 % eficaz en la prevención de enfermedades cervicales, de vulva y de vagina causadas por los últimos cinco tipos de VPH (31, 33, 45, 52 y 58).

Mujeres: la vacunación contra el VPH se recomienda a los 11-12 años, y puede iniciarse a partir de los 9 años. En el caso de que no se haya realizado la vacunación en el periodo de tiempo mencionado o no se haya completado la pauta de dosificación, se puede realizar entre los 13-26 años.

Hombres: la vacunación contra el VPH se recomienda a los 11-12 años, pudiendo iniciarse a partir de los 9 años. En el caso de que no se haya realizado la vacunación en el periodo de tiempo mencionado o no se haya completado la pauta de dosificación, se puede realizar entre los 13-21 años. Para el grupo de edad de 22-26 años, la vacunación también se considera importante en hombres inmunocomprometidos (incluida la infección por el VIH) o en homosexuales, mientras que por lo demás puede llevarse a cabo. Sin embargo, no pertenece a la vacunación obligatoria, por lo que no se justifica su prescripción.

Lo ideal es vacunarse contra el VPH antes de mantener relaciones sexuales. Según los datos sobre la eficacia de la vacuna en hombres y mujeres, se considera mayor entre las personas que no han sido infectadas por el VPH. Sin embargo, si ya están infectados con algunos de los subtipos contenidos en la vacuna contra el VPH y luego se administra la vacuna contra el VPH, ninguna de las vacunas curará o acelerará la eliminación de las lesiones o infecciones clínicas existentes.

Si tu prueba de Papanicolaou es anormal, sabes que tiene verrugas o ya estás infectado por el virus del VPH, esto no significa que no puedas vacunarte para protegerte de otras cepas del virus. La vacuna proporciona protección contra determinados subtipos del VPH y no contra todas las cepas.

Dosis de vacunas

Si la vacunación comienza antes de los 15 años: se requieren 2 dosis. La primera en el tiempo 0 y la segunda a los 6-12 meses de la primera.

Si la vacunación se inicia después de los 15 años, se requieren 3 dosis. La primera en el tiempo 0, la segunda 1-2 meses después de la primera y la tercera 6 meses después de la primera dosis.

Lo mismo se aplica a los pacientes inmunocomprometidos que a los mayores de 15 años.

Efectos secundarios de las vacunas

Todas las vacunas pueden provocar efectos secundarios. Por lo general, estos efectos secundarios son leves, como hormigueo, picor e hinchazón o dolor en el lugar de la inyección. Algunas vacunas provocan dolores de cabeza temporales, fatiga, somnolencia, irritabilidad, sensibilidad o pérdida de apetito. En raras ocasiones, puede producirse una reacción alérgica o un espasmo. Para cada vacuna se notifican efectos secundarios por separado.

Los beneficios de la vacunación superan con creces los posibles efectos secundarios para los niños. Si un niño es alérgico a alguno de los componentes de la vacuna, no debe ser vacunado y debe discutirse con el médico una alternativa. Además, si un niño desarrolla una reacción alérgica potencialmente mortal a una determinada vacuna, se recomienda que no se le administre la siguiente dosis. El médico asesorará adecuadamente a los padres sobre los siguientes pasos.

Costo de las vacunas

Las vacunas suelen ser prescritas por los pediatras. Por lo que es necesario que acudas con el especialista para administrar las vacunas necesarias para tu bebé.

El costo de la vacuna influenza depende del especialista que la administra, así como de las vacunas restantes. Puedes acudir inmediatamente a tu Unidad de Salud más cercana con la Cartilla Nacional de Salud correspondiente y aplicarte o aplicarle las vacunas a tu hija o hijo de acuerdo a las instrucciones del personal de salud. Generalmente el IMSS puede apoyar con las vacunas, solo deberás estar pendiente de la disponibilidad.

cost icon
Vacuna: Costo aproximado:
Hepatitis A:$1,200 MXN
Hepatitis B: $1,000 MXN
Neumococo:$2,100 MXN
Triple vírica:$1,000 MXN
Los precios indicados sirven como una guía y pueden variar dependiendo de la clínica o el médico.

Mitos y verdades sobre las vacunas

Mito #1

Las vacunas contienen mercurio.

La verdad

El mercurio se ha utilizado en el pasado como componente de diversos compuestos químicos (por ejemplo, el timerosal) en algunos tipos de vacunas. La razón era que actuaba como protector para evitar el crecimiento de microorganismos y hongos, cuando la aguja entraba en el vial. En 1999, la Autoridad de Salud Pública de Estados Unidos recomendó evitar su uso, con el resultado de que hoy todas las vacunas infantiles no contienen mercurio. Al mismo tiempo, todos los estudios científicos registrados afirman que la presencia de mercurio en las vacunas no está relacionada con la aparición de autismo en los niños.

La presencia de sales de aluminio (en trazas) en las vacunas también tiene un efecto muy fortalecedor, ya que pertenece a la categoría de adyuvante y conduce a la producción de una vacuna fuerte, lo que resulta en una respuesta inmune aún mejor del cuerpo. En cualquier caso, su uso sigue las normas mundiales y está aprobado por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, así como por la FDA. En este punto hay que señalar que el aluminio se utiliza en la producción de una gran variedad de alimentos y bebidas, en frutas y verduras, en productos lácteos, en alimentos para bebés e incluso en la miel.

Mito #2

Las vacunas provocan autismo en los niños.

La verdad

No hay pruebas científicas que apoyen una relación entre el autismo y la vacuna. Esta opinión se basó en un estudio de un gastroenterólogo británico publicado en la revista Lancet, que se basaba en datos erróneos y fue rápidamente retirado, mientras que Gran Bretaña retiró inmediatamente la licencia al médico que lo apoyaba. Así, por desgracia, una investigación errónea y principalmente por motivos comerciales, llevó a la creación de una opinión pública infundada y muy peligrosa sobre la seguridad de las vacunas.

Mito #3

Las vacunas ya no son necesarias porque las enfermedades que previenen han desaparecido.

La verdad

Esta es exactamente la razón por la que las enfermedades ya no existen, ¡la aplicación generalizada de la vacunación! Si ésta se detiene o se reduce, no habrá inmunidad total y las enfermedades volverán a aparecer. Un ejemplo típico es la reaparición del sarampión en países que habían sido eliminados durante décadas. Entre ellos se encuentran Reino Unido y Grecia. Al mismo tiempo, el gran movimiento de población ha hecho que vuelvan a aparecer en muchos países enfermedades que habían desaparecido gracias a la cobertura de vacunación.

Mito #4

Las condiciones higiénicas actuales hacen innecesarias las vacunas.

La verdad

Por supuesto, las condiciones higiénicas personales y colectivas, así como el agua contaminada, son vías fundamentales de propagación de enfermedades infecciosas, pero no son suficientes para garantizar la inmunidad de una población contra una enfermedad. El riesgo de propagar una enfermedad y provocar una epidemia puede reducirse, pero no se puede garantizar que la enfermedad no se produzca en absoluto. Al fin y al cabo, los virus y gérmenes son resistentes y viven en las superficies o en el aire durante muchas horas. Así que, aunque un paciente tosa a tu lado, es suficiente para que te contagies.

Preguntas frecuentes sobre las vacunas

¿Por qué se administran las vacunas a una edad tan temprana?

Porque los niños tienen más probabilidades de entrar en contacto con los virus contra los que protegen a una edad muy temprana. Además, las complicaciones a una edad muy temprana serán mayores. En este caso, hay que tener en cuenta la "inmadurez" de su sistema inmunitario, que se va completando poco a poco. Esto hace que, en algunos casos, sea necesario vacunarse incluso inmediatamente después del nacimiento. Si la vacunación se pospone a una edad más avanzada, puede ser ya demasiado tarde.

¿Importa que yo elija qué vacunas poner a mi hijo y cuáles no?

Sería bueno que esto no ocurriera. La vacunación recomendada por el Esquema Nacional de Vacunación debe hacerse definitivamente para inmunizar al niño. Si no está vacunado contra algunas enfermedades, significa que está expuesto a ellas. La inmunidad a una enfermedad adquirida a través de la vacuna para ella, no asegura la inmunidad a todas las enfermedades, sino solo a aquella para la que está destinada. Además, la vacunación contribuye a garantizar la "inmunidad de grupo", necesaria para proteger a los grupos vulnerables de alto riesgo. Si elegimos qué vacunas poner, es posible que vuelvan a aparecer enfermedades que hasta ahora se han eliminado gracias a la vacunación masiva. Si por alguna razón tienes dudas sobre una vacuna, habla con tu pediatra y comenta con él estas preocupaciones.

¿Es mejor la inmunidad natural que la vacunación?

Sí, es más eficaz, pero conlleva un riesgo muy serio de complicaciones. Por ejemplo, la varicela puede provocar neumonía, la poliomielitis deformidad permanente y parálisis, las paperas sordera, el haemophilus influenzae daño cerebral permanente o incluso la muerte. La vacunación previene la enfermedad de estas enfermedades, y por tanto sus consecuencias adversas.

Nota: El término "doctor" es utilizado por brevedad y puede incluir también a otros profesionales de la salud
Recursos

1. www.cdc.gov/vaccinesafety/concerns/adjuvants.html

2. www.cdc.gov/vaccines/hcp/patient-ed/conversations/downloads/vacsafe-thimerosal-color-office.pdf

3. www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2376879/

4. www.ema.europa.eu/en/documents/overview/bexsero-epar-summary-public_en.pdf

5. Redacción . (Abril, 2017). La rubéola y la vacuna que la previene . Junio 28, 2021 , de Centros para el Control y la Prevención de enfermedades Sitio web: , https://www.cdc.gov/vaccines/parents/diseases/rubella-basics-color-sp.pdf

6. Redacción . (-). Vacunas contra la hepatitis. Junio 28, 2021, de Organización Panamericana de la Salud Sitio web: , https://www.paho.org/es/tag/vacunas-contra-hepatitis

7. Elana Pearl Ben-Joseph, MD. (Marzo, 2019 ). Las vacunas de su hijo: vacunas antineumocócicas (PCV y PPSV). Junio 28, 2021, de KidsHealth Sitio web: , https://kidshealth.org/es/parents/pneumococcal-vaccine-esp.html

8. Redacción . (-). Esquema de Vacunación. Junio 28, 2021, de Gobierno de México Sitio web:, https://www.gob.mx/salud/articulos/esquema-de-vacunacion

9. Dr. Victor Hugo Espinoza Román. (Noviembre 27, 2020). Precio de Vacunas actualizado 2020. Junio 28, 2021, de Infectología Pediátrica Sitio web: , https://www.infectologiapediatrica.com/blog/2012/06/precios-de-vacunas/

10. Redacción . (Mayo 16, 2018). Vacunas contra el virus del papiloma humano (VPH). Junio 28, 2021, de National Cancer Institute Sitio web: , https://www.cancer.gov/publishedcontent/syndication/14792.htm

Ésta página no contiene consejos médicos
Ésta página no incluye contenido promocional ni publicidad Consulte la política de gestión de publicidad aquí

Este contenido es confiable y está científicamente comprobado. Está basado en estudios médicos oficiales. Es editado por doctores y profesionales de la salud y muestra información objetiva sobre el diagnóstico y tratamiento de enfermedades. Igualmente, incluye recursos que pueden ser utilizados. Si usted es un profesional de la salud y encontró errores u omisiones, por favor contáctenos a través de [email protected]

¡Gracias!

Su experiencia puede ayudar a otras personas

Únase a doctoranytime gratis haciendo clic aquí

Algo salió mal

Inténtelo más tarde

Su opinión es registrada

Díganos cómo podemos mejorar esto.