ESPECIALIZACIÓN

Lea artículos científicos en

Nueva búsqueda

Depresión

Qué es, síntomas, causas y tratamiento

¿Qué es la depresión?

La depresión es un trastorno del estado de ánimo que conduce a una modificación severa de cómo las personas piensan, sienten y actúan. ¿Esto significa que la depresión es una enfermedad? Sí, en efecto, la depresión es una enfermedad que va más allá de unos cuantos cambios de humor o de sentirse triste ocasionalmente.

Las personas que transitan por la depresión suelen tener dificultades para levantarse de la cama e iniciar sus días como normalmente lo hacían, tienden a tener dificultades en su trabajo, en su alimentación, en su área educativa, en sus relaciones de pareja, en sus relaciones familiares, en su autoconcepto, en su autoestima, etc.

Es decir, la depresión es un trastorno emocional que afecta las ABC (Actividades Básicas Cotidianas) y se refleja a través de un estado constante de tristeza que le impide a las personas funcionar como solían hacerlo. Actualmente, más de 300 millones de personas padecen de depresión clínica y, en el peor escenario, la depresión puede conducir tanto a conductas auto-lesivas como al suicidio.

depresión

Las personas con depresión sufren de un síndrome amotivacional y suelen perder su sentido vital, es decir, una razón que les orienta a vivir y a hacer lo que hacen; situación que se ha disparado exponencialmente debido a la difícil crisis global sanitaria por Covid-19. El encierro, el desempleo, la falta de contacto humano y la ausencia de interacción social se han sumado como variables que promueven o aumentan tendencias depresivas en los individuos

Por lo tanto, la depresión merece atención profesional, tratamiento clínico y psicoterapéutico. ¿Qué quiere decir psicoterapéutico? Psicoterapéutico significa toda acción que persiga aliviar y transformar el sufrimiento del pensamiento, las emociones y la voluntad de las personas.

Síntomas de depresión

Atención: Es prioritario y crucial aclarar que sentirse identificado con uno o algunos de los síntomas de depresión que se listan a continuación, NO significa que se padezca la enfermedad, por el contrario, significa que es importante consultar a un especialista en salud mental e iniciar con el que se dé inicio a una fase diagnóstica responsable, y a un análisis juicioso de los síntomas.

  • Tristeza

    Estado constante de tristeza la mayor parte del día

  • Anhedonia

    Anhedonia: incapacidad o pérdida de interés para sentir placer en actividades cotidianas, hobbies, interacciones sociales, etc.

  • Problemas de sueño

    Problemas de sueño

  • disminución de la energía

    Fatiga constante y disminución de la energía casi todos los días

  • Pérdida de peso

    Pérdida significativa de peso o disminución considerable del apetito

  • Sentimientos de culpa

    Sentimientos constantes de culpa y autorreproche

  • Problemas de memoria

    Problemas de concentración y de memoria

  • Pensamiento y lenguaje lentos

    Pensamiento y lenguaje lentos. Disminución del movimiento físico, que es fácilmente observable por otros

  • Pensamientos intrusivos

    Pensamientos intrusivos y recurrentes de muerte

  • Recurrente ideación suicida

    Recurrente ideación suicida que no está necesariamente acompañada por un intento o plan puntual para consumarlo

Diagnóstico de la depresión. ¿Cómo saber si tengo depresión?

De acuerdo con la última versión del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, realizado por la Asociación Americana de Psiquiatría, cinco o más de los síntomas listados anteriormente deben perdurar al menos por dos semanas y deben generar un deterioro significativo en el funcionamiento de la persona para considerar la presencia de depresión.

depresión 2

Tal y como se explicó en la primera sección de este artículo, si las ABC (Actividades Básicas Cotidianas) se ven severamente afectadas por la presencia de estos síntomas, es importante consultar a un profesional en salud mental, psiquiatra o psicólogo clínico, que ayude a determinar la presencia o ausencia de este trastorno, y dictamine un tratamiento apropiado.

CONSULTE A UN ESPECIALISTA

La depresión es comúnmente confundida con el simple hecho de sentirse triste, con trastornos de ansiedad, con problemas asociados al miedo y a la angustia, o se confunde con problemas emocionales en general, ¡por esto es clave no jugar a ser su propio doctor! Hay que enfatizar en que tanto la automedicación como el auto-diagnóstico son inapropiados, peligrosos y son acciones que NO deben realizarse.

Es probable que para muchas personas consultar a un psicólogo clínico a un psiquiatra suene aterrador, extraño o innecesario. Por esta razón, es importante entender que ocuparse de la salud individual y de sus familiares no es sinónimo de debilidad, al contrario, es un ejercicio de consciencia y reconocimiento personal que requiere coraje. Mostrarse vulnerable es un acto de valentía. Consulte a un especialista para que su situación no se agrave y obtenga la atención que merece.

Tipos de depresión

TTrastorno depresivo mayor

Trastorno depresivo mayor

La persona presenta ánimo deprimido, falta de motivación y pérdida del placer en sus actividades la mayor parte del día, durante casi todos los días por mínimo dos semanas.

Trastorno depresivo persistente

Trastorno depresivo persistente

Este tipo de depresión, también conocido como “distimia”, se presenta cuando la persona tiene un estado de ánimo depresivo persistente, falta de placer y pérdida de interés casi todos los días, durante al menos 2 años.

En niños y adolescentes, estos síntomas deben presentarse durante al menos 1 año.

Trastorno disfórico premenstrual

Trastorno disfórico premenstrual

Este tipo de depresión se presenta cuando la persona tiene cambios constantes en su afecto, picos en el humor, ansiedad y ánimo deprimido durante la fase premenstrual del ciclo.

Estos síntomas dificultan el desempeño social y laboral de la persona y aparecen durante la mayoría de ciclos menstruales durante al menos 1 año.

Depresión prenatal y postparto

Depresión prenatal y postparto

Este tipo de depresión se caracteriza por un estado de ánimo depresivo que afecta la funcionalidad de la madre en todas las actividades diarias durante o después del embarazo, en la que se ve afectado el cuidado de sí misma y del bebé.

sustancias o medicamentos

Trastorno depresivo inducido por sustancias o medicamentos

La persona tiene un estado de ánimo triste, acompañado de falta de motivación debido al consumo de alguna sustancia psicoactiva o medicamento.

Es importante aclarar que estos síntomas no desaparecen una vez el período de intoxicación por la sustancia ha terminado.

Trastorno depresivo debido

Trastorno depresivo debido a enfermedad médica

Los efectos fisiológicos de otra enfermedad ya diagnosticada son los causante de la depresión, pérdida de interés y placer de la persona.

Trastorno depresivo especificado

Trastorno depresivo especificado y no especificado

Estos son estados de depresión que no cumplen con el resto de síntomas de otros tipos de depresión. Las personas con este trastorno pueden tener episodios depresivos que pueden fluctuar entre 2 y 13 días.

Causas de la depresión

Considerar las causas de los diferentes tipos de depresión que existen suele ser importante para su tratamiento, ya que al ser un trastorno del estado de ánimo, tienen múltiples orígenes, entre factores individuales y sociales.

1. Causas genéticas de la depresión

Se estima que las personas, cuyos familiares directos padecen o han sufrido de depresión, tienen entre 1,5 y 3 veces más probabilidades de desarrollarla en la vida adulta.

También, recientes estudios científicos demuestran que tanto la depresión como la ansiedad de la madre durante el embarazo pueden ser heredadas por sus bebés, y pueden causar ansiedad y trastornos depresivos a futuro.

2. Causas biológicas de la depresión

Las razones biológicas suelen estar asociadas a un desbalance en los niveles de algunos neurotransmisores. ¿Qué son los neurotransmisores? Son sustancias químicas que le permiten a las diferentes partes del cerebro comunicarse entre sí.

Por ejemplo, estudios han demostrado que una deficiencia en los niveles de serotonina y dopamina juega un rol importante en el desarrollo de la depresión.

3. Causas sociales de la depresión

Influencia Familiar

Influencia Familiar

Problemas como la violencia intrafamiliar, el divorcio, el alcoholismo en la familia, antecedentes de enfermedad mental y la predisposición a la depresión, están relacionados con la aparición de síntomas de depresión en los adolescentes.

Influencia Familiar

Experiencias traumáticas

El abuso emocional y sexual en la infancia está asociado con la aparición de la depresión en la adolescencia o vida adulta, tanto en mujeres como en hombres. También, el abandono durante la infancia, accidentes traumáticos, daños físicos irreversibles, entre otros, están asociados a causar depresión en adolescentes.

Estrés

Estrés

Varios estudios han confirmado que existe una estrecha relación entre la aparición del estrés escolar en la infancia, el bienestar en el aula de clase, las calificaciones, el bullying, las relaciones con los profesores y la aparición de síntomas de depresión en la adolescencia.

En la vida adulta, el estrés causado por la sobrecarga laboral, problemas financieros, desempleo, frustración vocacional y profesional, etc., tiene incidencia en la aparición de síntomas de depresión.

sustancias psicoactivas

Adicción a múltiples sustancias psicoactivas y medicamentos

El consumo crónico de sustancias de abuso y algunos medicamentos, incrementa el riesgo de la aparición de la depresión, ya que producen cambios químicos en el cerebro y en la conducta.

4. Causas socioculturales de la depresión

Factores como la educación, los sistemas de valores, la cultura, las condiciones sociales, la religión y algunos patrones de comportamiento desempeñan un papel importante en el desarrollo de la depresión.

5. Otras causas de la depresión

El cambio de lugar de residencia, la escuela, cuestiones relacionadas con la sexualidad, la sensación de desesperanza y falta de sentido de la vida son también factores que predisponen a desarrollar una depresión.

Tips para sentirse mejor

Dieta balanceada

Dieta balanceada

Una dieta rica en alimentos que ayudan a la producción de neurotransmisores (sustancias químicas que permiten la comunicación entre las diferentes partes del cerebro) claves para combatir la depresión como la “serotonina”, puede ayudar a equilibrar el estado físico. Algunos alimentos como el arroz, las pastas, los lácteos, los huevos, los cereales, las legumbres, el pavo, el pollo, el plátano, entre otros, permiten facilitar este proceso.

Actividad Física

Actividad Física

Mantenerse activo a través del ejercicio puede ayudar a que la actividad psicomotora mejore y la energía aumente. Un cuerpo estático y quieto se convierte en un facilitador para una mente estática y quieta. El cuerpo y la mente están en constante retroalimentación.

Psicoterapia

Psicoterapia

Asistir a sesiones de psicoterapia con un profesional es esencial. La psicoterapia ayuda a comprender, identificar y transformar la depresión bajo supervisión de un profesional de la salud mental.

Externalizar los pensamientos

Externalizar los pensamientos

Externalizar los pensamientos es una buena forma de identificarlos y ponerlos en perspectiva, especialmente cuando hay pensamientos negativos asociados a la depresión. Escribirlos es un buen ejercicio para lograr este objetivo.

alcohol

Disminuir el consumo de alcohol

El alcohol es un depresor del Sistema Nervioso Central, y por lo tanto no es el mejor amigo de la depresión. Consumir alcohol hará que el estado de ánimo tienda a mantenerse triste y empeore considerablemente en el tiempo. La sensación de culpabilidad, soledad e ideaciones suicidas pueden aumentar por la ingesta de alcohol.

Comunica lo que sientes

Comunica lo que sientes

Evacuar sentimientos que están reprimidos resulta saludable. Pedir ayuda a alguien de confianza es el primer paso para reconocer que algo no anda bien con el estado de ánimo y, así, evitar que empeore.

Mitos y verdades sobre la depresión

Mito #1

La depresión no tiene cura.

La verdad

La depresión NO se padece por siempre. La depresión tiene tratamiento y cura. La psicoterapia y la terapia psicofarmacológica (uso de medicamentos) son claves para su tratamiento, no son excluyentes entre sí, sino complementarias. Sin embargo, la experiencia del tratamiento es única para cada persona y varía en tiempo de duración de acuerdo al enfoque del terapeuta.

Mito #2

Las personas eligen si se deprimen o no se deprimen.

La verdad

La depresión NO es una elección. La depresión reúne una serie de síntomas que se imponen sobre la voluntad de las personas. Transitar por la depresión no es divertido, implica sufrimiento emocional y un arduo reto para quien lo vive. Por ejemplo, ¿las personas deciden tener diabetes? No… Pues bien, lo mismo sucede con la depresión, es una enfermedad y como tal no se elige.

Mito #3

Los antidepresivos generan adicción.

La verdad

Los medicamentos antidepresivos NO generan adicción. A diferencia de los sedantes, los tranquilizantes (Benzodiacepinas) y los derivados de los opioides, los antidepresivos no producen dependencia. Sin embargo, su ingesta tiene que ser controlada y únicamente debe ser suministrada bajo prescripción médica. Estos medicamentos tampoco pueden abandonarse a voluntad del paciente, este es un proceso gradual y a discreción del médico tratante.

Mito #4

La depresión perinatal/postparto de la madre afecta al bebé.

La verdad

Desde las primeras etapas del embarazo, las emociones de la madre afectan significativamente las nuevas conexiones neuronales y el desarrollo del cerebro del bebé. Bajo la influencia del estrés, la ansiedad y la tristeza profunda durante el embarazo, el cuerpo de la madre puede liberar hormonas cuya presencia puede afectar al bebé en su vida adulta. Dependiendo de su intensidad y duración, estas emociones pueden conducir a una modificación de la química en el cerebro del feto.

Una vez el bebé nace, puede haber conductas negativas por parte de la madre que afectan al recién nacido, como la falta de cuidado, el aislamiento y la incapacidad para alimentar al bebé.

Mito #5

Los psicólogos pueden recetar medicamentos para la depresión.

La verdad

Los psicólogos NO pueden medicar a sus pacientes. No está dentro de sus facultades y, a pesar de que dentro de su formación académica conocen muy bien sobre farmacología, sus usos y efectos, no tienen la capacidad de recetar medicamentos ni para la depresión ni para ninguna otra enfermedad. Por esta razón, la persona delegada para este efecto es el Médico Psiquiatra. Los psicólogos clínicos ofrecen tratamientos terapéuticos que son claves, ya que la ingesta de medicamentos por sí misma no surtirá los efectos deseados.

Preguntas frecuentes sobre depresión

¿Cómo puedo diferenciar si estoy deprimido o triste?

La tristeza es una emoción inherente al ser humano, nacemos con ella, es automática y pasajera. La depresión es una enfermedad en la que la tristeza se vuelve sistemática, hay pérdida de placer, pérdida de interés, ideas de muerte, etc., y la persona no puede funcionar como lo hacía antes en sus actividades diarias.

¿Todas las personas con depresión necesitan usar medicamentos?

No necesariamente. La medicación puede ser un modulador o un ayudante, pero para algunas personas es suficiente asistir a psicoterapia.

¿Beber alcohol está relacionado con la depresión?

Si, puede estar directamente relacionado. El alcohol es un depresor del Sistema Nervioso Central y por lo tanto va a aumentar considerablemente la sensación constante de tristeza, culpabilidad, soledad y confusión, e incluso puede incrementar las tendencias suicidas. Por esto, no es aconsejable consumir alcohol durante estados depresivos.

¿Puede una persona superar la depresión por su propia cuenta?

No es aconsejable y no hay evidencia científica que soporte esta idea. Al ser una enfermedad, la depresión requiere un diagnóstico riguroso y un tratamiento adecuado para evitar su agravamiento.

¿Los adolescentes pueden sufrir de depresión?

Si. De hecho, la depresión en los adolescentes es un ejemplo particular de una alteración emocional y del comportamiento, típico del período de la pubertad. Se asocia a los cambios en el sistema endocrino que normalmente ocurren durante esa edad.

Los padres tienen un rol crucial en generar un espacio de confianza con sus hijos, acercarse de manera comprensiva y no juzgar sus estados emocionales. No hacerlo puede conllevar a que el adolescente se cierre aún más y no acepte consultar a un especialista.

¿Todas las personas con depresión desean suicidarse?

No. Las ideaciones suicidas son tan sólo un síntoma que puede o no presentarse durante la depresión.

Nota: El término "doctor" es utilizado por brevedad y puede incluir también a otros profesionales de la salud
Recursos

1. Sandín, B., Valiente, R. M., Pineda, D., García-Escalera, J., & Chorot, P. (2018). Escala de Síntomas de los Trastornos de Ansiedad y Depresión (ESTAD): Datos preliminares sobre su estructura factorial y sus propiedades psicométricas. Revista de Psicopatologia y Psicologia Clinica, 23(3), 163–177

2. Duhig, M. (2005). What is Psychotherapy? Existential Analysis: Journal of the Society for Existential Analysis, 16(1), 24–35

3. BEMBNOWSKA, M., & JOŚKO-OCHOJSKA, J. (2015). What causes depression in adults? Polish Journal of Public Health, 125(2), 116–120

4. Davidsen, A. S., & Fosgerau, C. F. (2014). What is depression? Psychiatrists’ and GPs’ experiences of diagnosis and the diagnostic process. International Journal of Qualitative Studies on Health & Well-Being, 9, 1–N.PAG.

5. Fried, E. I., Nesse, R. M., Guille, C., & Sen, S. (2015). The differential influence of life stress on individual symptoms of depression. Acta Psychiatrica Scandinavica, 131(6), 465–471

6. Lilly, F. R. W., Jun, H., Alvarez, P., Owens, J., Malloy, L., Bruce, B. M., & Vidal, C. (2020). Pathways from health beliefs to treatment utilization for severe depression. Brain & Behavior, 10(12), 1–11

7. Wan Mohamed Radzi, C. W. J. B., Salarzadeh Jenatabadi, H., & Samsudin, N. (2021). Postpartum depression symptoms in survey-based research: a structural equation analysis. BMC Public Health, 21(1), 1–12

8. Van der Velden, P. G., Hyland, P., Contino, C., von Gaudecker, H.-M., Muffels, R., & Das, M. (2021). Anxiety and depression symptoms, the recovery from symptoms, and loneliness before and after the COVID-19 outbreak among the general population: Findings from a Dutch population-based longitudinal study. PLoS ONE, 16(1), 1–17

9. Psychiatric American Association. (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM 5). Amer Psychiatric Pub Inc: Virginia, US

Ésta página no contiene consejos médicos
Ésta página no incluye contenido promocional ni publicidad Consulte la política de gestión de publicidad aquí

Este contenido es confiable y está científicamente comprobado. Está basado en estudios médicos oficiales. Es editado por doctores y profesionales de la salud y muestra información objetiva sobre el diagnóstico y tratamiento de enfermedades. Igualmente, incluye recursos que pueden ser utilizados. Si usted es un profesional de la salud y encontró errores u omisiones, por favor contáctenos a través de [email protected]

¡Gracias!

Su experiencia puede ayudar a otras personas

Únase a doctoranytime gratis haciendo clic aquí

Algo salió mal

Inténtelo más tarde

Su opinión es registrada

Díganos cómo podemos mejorar esto.