ESPECIALIZACIÓN

Lea artículos científicos en

Nueva búsqueda

Ataque de pánico

La experiencia de un miedo inminente que te bloquea

Datos claves

Aproximadamente 28 de cada 100 mexicanos ha sufrido al menos una crisis de pánico en su vida.

Del presupuesto total de salud en México, únicamente el 2% se destina a salud mental.

Se estima que el 7% de la población mexicana mayor a 9 años sufre de alguna fobia específica.

El 1% de los mexicanos mayores de 31 años padecen un trastorno de pánico.

El trastorno de pánico tiene mayor prevalencia que el alcoholismo y otros trastornos mentales entre los mexicanos.

De los mexicanos mayores de 15 años, aproximadamente el 2.9% sufre de fobia social.

70 doctores ofrecen tratamiento para ataques de pánico en doctoranytime.

¿Qué es un ataque de pánico?

Un ataque de pánico es la aparición inminente e imprevista de un miedo intenso(1) acompañado de varios síntomas físicos, que produce una profunda sensación de malestar y alcanza su pico de mayor magnitud en cuestión de minutos. Este miedo puede ser causado por un motivo real (que puedes observar) o por un motivo imaginario (no lo puedes ver en el ambiente pero está en tu pensamiento).

La primera sensación que te puede producir un ataque de pánico es la pérdida de control sobre ti mismo/a y sobre tu entorno. De hecho, algunas personas que han experimentado un ataque de pánico llegan a tener la sensación de que les va a dar un paro cardíaco, o sienten que podrían “morir en cualquier momento”. Estes miedo a perder el control es bastante característico del ataque de pánico.

Un ataque de pánico es completamente involuntario y suele producirse de forma repentina, sin señales de advertencia(1). El ataque de pánico puede ocurrir en cualquier momento y lugar, pero suele tener una duración de 5 a 20 minutos. Un ataque de pánico puede suceder mientras conduces, mientras haces una fila en el banco, en el cine, en casa antes de salir a trabajar. Puede ocurrir mientras caminas por la calle, al estar en una reunión de trabajo, en un bar, en un evento social, o en un lugar con muchas personas presentes; inclusive puede ocurrir mientras duermes.

David Sicard Arenas
Dr. David Sicard - Psicólogo:

“Además del miedo intenso que sienten las personas durante el ataque de pánico, es bastante usual que en ausencia de uno de estos episodios, otro de los malestares que mayor tormento les despierta es el miedo de que el ataque de pánico se repita. Esta sensación de incertidumbre produce altos niveles de ansiedad y generalmente hace que las personas se encierren en sí mismas y eviten el contacto social a toda costa”

Es normal sentir miedo o pánico en algunos momentos de la vida, especialmente cuando existe un peligro inminente o real para la propia vida, pero cuando se vuelve un problema crónico y los ataques de pánico persisten con elevada intensidad, a pesar de no haber una causa de amenaza, es probable que se trate de un trastorno de pánico. Los ataques de pánico pueden afectar tu calidad de vida, tus hábitos y tus actividades laborales, escolares, familiares y sociales.

Ataque de pánico síntomas y causas, ¿cómo se siente un ataque de pánico?

Los ataques de pánico pueden ser aislados o producirse con frecuencia, uno tras otro. Los síntomas de un ataque de pánico son inmediatos y luego del episodio se experimenta una sensación de fatiga, puedes sentir que te quedas “sin energía”.

¿Cómo saber si tengo un ataque de pánico?

Para poder diagnosticar un ataque de pánico, mínimo 4 o más de los siguientes síntomas(1) deben presentarse:

Sudoración

Sudoración

Miedo a morir

Miedo a morir

Temblores

Temblores

Aceleración del ritmo cardíaco o palpitaciones

Aceleración del ritmo cardíaco o palpitaciones

Sensación de pérdida de aire, ahogo

Sensación de pérdida de aire, ahogo

Sensación de dificultad para respirar

Sensación de dificultad para respirar

Náuseas

Náuseas

Dolor en el pecho o sensación de opresión

Dolor en el pecho o sensación de opresión

Sensación de aturdimiento, mareo o desmayo

Sensación de aturdimiento, mareo o desmayo

Sensación de hormigueo o entumecimiento en el cuerpo

Sensación de hormigueo o entumecimiento en el cuerpo

Sensación de calor o de escalofríos

Sensación de calor o de escalofríos

Miedo

Miedo a “volverse loco” o a perder el control total

Sensación

Sensación de “separarse de uno mismo”, sensación de irrealidad

¿Qué puede causar un ataque de pánico?

Las causas de un ataque de pánico pueden ser variadas. Los factores que más pueden influir son la carga genética, el estrés (en diferentes áreas de la vida) y la ansiedad intensa, el temperamento, algunos rasgos de la personalidad que pueden hacerte más vulnerable o propensa a sentir emociones que generan malestar psicológico.

Recuerda: El diagnóstico del ataque de pánico lo realiza un psicólogo clínico o un psiquiatra(2). Inicialmente, el especialista comprobará si las crisis se deben a una causa patológica, como una enfermedad tiroidea o cardiovascular, o si las crisis de pánico son derivadas del consumo de sustancias psicoactivas, alcohol, etc.

El diagnóstico requerirá un examen clínico, un análisis de sangre para medir la TSH (hormona estimulante de la tiroides), un electrocardiograma, unas pruebas psicológicas, más una evaluación profunda de tu salud mental.

Es necesario que durante la sesión de psicoterapia, se haga un registro de tus antecedentes familiares e individuales, de tus fobias y de los acontecimientos que han ocurrido a lo largo de tu vida que podrían desencadenar la aparición de estos síntomas. Es usual que los ataques de pánico también surjan en respuesta a traumas psicológicos o a situaciones de vida difíciles que producen altos niveles de estrés.

¿Qué hacer en un ataque de pánico?

Probablemente te hayas preguntado qué hacer en un ataque de pánico. Dado que los ataques de pánico ocurren de manera repentina y no premeditada, es importante que tengas algunas técnicas bajo la manga para estar mejor preparado y saber cómo calmar un ataque de pánico.

Estos son los 5 top tips para saber cómo calmar un ataque de pánico:

1ero Identifica

1ero Identifica los síntomas físicos

Lo primero que debes hacer es tener consciencia del ataque de pánico que vas a experimentar. Esto lo haces leyendo e identificando las señales que muestra tu cuerpo. Previamente a que el ataque de pánico alcance su máxima intensidad puedes darte cuenta que tu corazón se acelera, sientes una sensación de calor o escalofrío, sudas en exceso y sientes que te cuesta respirar. Entre más rápido identifiques estas señales, más rápido puedes reaccionar.

2do Busca

2do Busca rápidamente un lugar tranquilo

A parte del miedo intenso y de la ansiedad que te puede producir el ataque de pánico, es probable que sientas ansiedad porque otras personas te observan durante la crisis. Por esto, para buscar disminuir los niveles de agitación, busca aislarte a un baño, un callejón o una esquina donde haya pocas personas.

3ro Cierra los ojos

3ro Cierra los ojos

Cierra tus ojos y cúbrelos con tus manos o con algún objeto de ser posible (bufanda o saco). Tener tus ojos cubiertos por completo permite que los factores aversivos o estresores del ambiente como las personas, algunos objetos, colores y sonidos, no te generen ansiedad. Entre más puedas aislar los estímulos exteriores, menos chances hay de que el ataque de pánico aumente su intensidad.

4to Respira diafragmáticamente

4to Respira diafragmáticamente

Esta es una técnica terapéutica para permitirle a tu mente y a tu cuerpo entrar en un estado de relajación y disminuir el miedo intenso producido por el ataque de pánico. Respirar diafragmáticamente significa respirar con el diafragma, es decir, que sea tu estómago el que se “infle y desinfle” con el aire que inhalas y exhalas, y que NO sea tu pecho el que se mueve como normalmente sucede.

Siéntate en donde puedas e inhala aire sin mover tu pecho, infla tu estómago y cuenta hasta 3. Exhala el aire sin permitir que tu tórax se mueva y desinfla tu estómago. Hazlo de forma pausada y con ritmo durante al menos 5 minutos continuos. La respiración controlada oxigena tu cerebro y permite que el flujo de sangre de tu cuerpo se distribuya con normalidad(4). Esto te permite pensar con mayor claridad y te ayuda a controlar tus emociones.

5to Pide ayuda

5to Pide ayuda

En caso de que los pasos anteriores no sean suficientes para disminuir la intensidad del ataque de pánico, pide ayuda a un amigo o familiar. Lidiar solitariamente con un ataque de pánico no es para todos, así que si te sientes más cómodo acompañándote de alguien más, hazlo sin dudar. La compañía de una persona de confianza puede ser útil no sólo para ayudarte a calmarte, sino también para facilitarte alguna medicación recetada por tu médico psiquiatra de cabecera.

Atención: Estos consejos no reemplazan bajo ninguna circunstancia el tratamiento psicológico y psiquiátrico que es clínicamente necesario para abordar los ataques de pánico o el trastorno de pánico.

Ataque de pánico ¿cómo ayudar?

¿Cómo ayudar a un amigo que sufre de ataques de pánico?

Quizá alguna vez hayas tenido que observar a un amigo o a un familiar atravesar por una crisis de ataque de pánico y probablemente haya sido una situación que te tomó por sorpresa. Es difícil saber qué hacer, qué decir o cómo reaccionar en estos casos, pero no estás solo. A continuación te aconsejamos el paso a paso de cómo ayudar a alguien que sufre de un ataque de pánico:

Mantén la calma

Mantén la calma

Las emociones suelen ser bastante contagiosas, especialmente la intensidad del miedo y la ansiedad que experimenta tu amigo o familiar durante un ataque de pánico, así que puedes dejarte envolver fácilmente hasta llegar a sentirte desesperado. Por eso, el primer paso es mantener la calma ante la crisis de pánico que experimenta tu amigo o familiar. Este primer paso es crucial dado lo súbita y rápidamente que puede incrementar la crisis (en cuestión de minutos), y para poder ayudar a tu amigo o familiar tú necesitas estar calmado, centrado y lo más sereno posible.

Busca un espacio aislado

Busca un espacio aislado

En tanto el ataque de pánico inicia, es importante que busques un espacio libre de muchos estímulos visuales y auditivos, al que puedas llevar a tu amigo o familiar. Generalmente, es más fácil que la persona disminuya el nivel de pánico y ansiedad si no está en público.

Haz contacto visual

Haz contacto visual

Pídele a tu amigo o familiar que te mire a los ojos y que se concentre en establecer contacto visual directo contigo. Puedes tomar los brazos o las manos de la persona en crisis de forma muy delicada y pausada, mientras le pides de nuevo que te mire a los ojos. Esto ayuda a que la persona aísle el resto de estímulos y estresores del ambiente como el ruido, las personas, algunos objetos y fije su atención en una sola actividad: mirarte a los ojos. De esta forma empiezas a llamar la calma emocional en medio de la crisis de pánico.

Haz respiración diafragmática conjunta

Haz respiración diafragmática conjunta

Mientras el contacto visual es directo con la persona en crisis, vas a pedirle que respire al tiempo contigo. Pídele a tu amigo o familiar que se concentre en su respiración y en la tuya. ¿Qué significa respirar diafragmáticamente? Significa respirar usando el diafragma.(4) Cuando respiras normalmente, es tu pecho el que suele contraerse mientras tus pulmones se llenan de aire. En este caso, lo que queremos es que el tórax se mantenga lo más quieto posible, y que cuando respires, sea tu estómago el que suba y baje con el aire que inhalas y exhalas.

Vas a decirle a tu amigo o familiar que inhalen aire profundamente pero sin mover su pecho, sino inflando su estómago, hazlo al mismo tiempo. Luego cuenta hasta 3 para mantener la respiración y posterior a esto, pídele que exhale pausadamente mientras observa cómo su estómago se desinfla o baja. Repíte este ejercicio durante al menos 5 minutos. Haz que la persona respire con ritmo y de forma pausada, es muy importante que en el proceso de respiración no pierdan contacto visual, hasta que la persona alcance un estado de calma óptimo.

Ataque de pánico y ansiedad

Ataque de pánico y ansiedad no son lo mismo3. Es bastante usual que los confundas, por eso a continuación te enseñamos sus diferencias, ya que es importante entender sus funciones y efectos.(1)

Ansiedad Ataque de pánico
¿Qué es? La ansiedad es una emoción y una respuesta de anticipación a una amenaza que se ubica en el futuro o que es desconocida. Además, tiene funciones adaptativas. El ataque de pánico es la aparición súbita de un miedo intenso acompañado de síntomas físicos. Este miedo intenso es una respuesta psicológica a una amenaza ubicada en el presente o que es inminente.
¿Quiénes lo experimentan? Al ser una emoción, todos los seres humanos la experimentamos. Al ser una alteración a nivel mental, no todos los seres humanos lo experimentarán.
¿Cuánto dura? La ansiedad funciona en forma de curva, es decir, va aumentando gradualmente hasta que alcanza su pico de mayor intensidad en aproximadamente 30 minutos. Después de 20 o 30 minutos, es usual poder encontrar un estado de calma. A pesar de que la ansiedad es pasajera, puede volverse crónica y ser generalizada. La mayoría de ataques de pánico puede durar de 5 a 20 minutos aproximadamente, pero alcanzan su pico de mayor intensidad en cuestión de minutos.
¿Cuándo puede ocurrir? La ansiedad puede surgir en cualquier momento. Un ataque de pánico no se puede prevenir, por lo que puede ocurrir en cualquier momento.
¿Cuáles son los síntomas? Sudoración excesiva, temblores, aceleración del ritmo cardíaco, sensación de opresión en el pecho, hiperventilación (respiración acelerada), náuseas (en algunos casos), aumento de la temperatura corporal, inquietud motora. Sudoración excesiva, miedo a morir, temblores, aceleración del ritmo cardíaco, sensación de pérdida de aire, sensación de dificultad para respirar, náuseas, dolor en el pecho o sensación de opresión, sensación de aturdimiento o desmayo, sensación de hormigueo, sensación de calor o de escalofríos, miedo a “volverse loco” o a perder el control total, y sensación de irrealidad.

¿Cómo tratar un ataque de pánico?

Es importante consultar a un especialista de la salud mental para diagnosticar y tratar los ataques de pánico. Si los ataques de pánico no se tratan, pueden empeorar y resultar en un trastorno de pánico o fobia. La presencia de un trastorno puede indicar que los ataques de pánico ocurren con muy alta frecuencia y que el tratamiento debe extenderse más en el tiempo para obtener resultados positivos(2).

¿Cómo tratar un ataque de pánico?

Generalmente, las principales respuestas a la pregunta de cómo tratar un ataque de pánico son la psicoterapia y la medicación con psicofármacos (la medicación puede no aplicarse a todos los casos). El médico psiquiatra es el único especialista avalado para recetar medicaciones para los ataques de pánico. Sin embargo, iniciar un proceso de psicoterapia constante con un psicólogo resulta esencial. En la mayoría de los casos, la medicación por sí sola no surtirá los efectos de cambio y mejoría deseados.

La psicoterapia es clave para entender las causas, los efectos, el sentido de las crisis producidas por el ataque de pánico, así como las técnicas para superarlas. La psicoterapia es un espacio propicio para desahogarse, conocerse y promover la salud mental.

¿Cuándo ir al psicólogo o al psiquiatra?

Tener cualquier síntoma de un ataque de pánico es razón suficiente para consultar a un especialista de la salud mental. No tratar a tiempo los ataques de pánico hará que los síntomas empeoren y puedan derivar en un trastorno de pánico. Además, es fundamental descartar cualquier causa médica u orgánica que pudiera estar causando síntomas que sean similares a los de un ataque de pánico, por esta razón debes consultar a tu médico especialista de cabecera.

¿Cuándo ir al psicólogo o al psiquiatra?

¿Cuál es el costo del tratamiento para un ataque de pánico?

El costo del tratamiento de los ataques de pánico variará de acuerdo al especialista de la salud mental al que decidas acudir. También dependerá del costo de la psicoterapia y de la terapia psicofarmacológica (medicación) que te sea recetada. Los costos promedio son:

cost icon
  • Consulta y tratamiento para ataques de pánico con un psicólogo de $500 MXN a $1.000 MXN
  • Consulta y tratamiento para ataques de pánico con un psiquiatra de $800 MXN a $1.400 MXN
  • Consulta y tratamiento para ataques de pánico con un psicoanalista de $650 MXN a $1.200 MXN

Mitos y verdades sobre un ataque de pánico

Mito #1

Los ataques de pánico no tienen cura.

La verdad

Los ataques de pánico sí tienen cura. Los ataques de pánico no son una enfermedad crónica ni incurable. Un proceso psicoterapéutico y, en algunos casos, la medicación apropiada serán suficientes para poder tratar de raíz los ataques de pánico. Tratados a tiempo y de la forma adecuada, los ataques de pánico no deben ser una condición de por vida, son más bien situacionales y pasajeros. Sin embargo, no tener tratamiento puede traer consecuencias muy negativas para la salud física y mental.

Mito #2

Durante un ataque de pánico puedo sufrir un infarto.

La verdad

El corazón está diseñado para tener cambios bruscos sin mayores dificultades, por tanto, un corazón sano puede resistir un ataque de pánico. De hecho, la sensación de “sufrir un infarto” es causado por el nivel de miedo intenso experimentado durante el ataque de pánico, es más imaginario que real.

Mito #3

Puedo perder la razón o volverme loco a causa de un ataque de pánico.

La verdad

El ataque de pánico es transitorio, por lo que no puede desencadenar una psicosis establecida o en el largo plazo (pérdida de noción de la realidad). Así que no te volverás “loco” si tienes un ataque de pánico. Esta es una sensación más bien causada por la crisis de pánico, es un síntoma derivado del miedo súbito e intenso que puedes experimentar durante los 5 o 20 minutos que dure el episodio.

Mito #4

Los psicólogos tienen la potestad de recetar medicamentos para los ataques de pánico.

La verdad

Los psicólogos no pueden medicar a sus pacientes ni para los ataques de pánico, ni para ninguna otra afección mental. No está dentro de sus facultades y, a pesar de que conocen muy bien sobre farmacología, no tienen la capacidad de recetar medicamentos. Sus funciones se centran en el ejercicio de la psicoterapia. Por esto, la persona delegada para medicar es el Psiquiatra. Los psicólogos clínicos ofrecen tratamientos terapéuticos que son claves para tratar los ataques de pánico, ya que la ingesta de medicamentos por sí misma puede no surtir los efectos deseados.

Preguntas frecuentes: Ataque de pánico

¿Existen ataques de pánico nocturnos?

Sí. El ataque de pánico nocturno es un tipo de ataque de pánico inesperado(1). Se caracteriza porque la persona se despierta de forma inmediata en estado de pánico, es decir, no tiene tiempo de levantarse antes de que la crisis aparezca; mientras que el ataque de pánico que no es nocturno sólo se produce cuando la persona ha despertado completamente del sueño.

¿Qué factores de riesgo existen para potencialmente sufrir de un ataque de pánico?

Existen otros factores de riesgo como la presencia de otros miembros de la familia que sufran de ataques de pánico:

  • La pérdida de un ser querido
  • Un cambio repentino como la llegada de un hijo o un divorcio
  • La enfermedad de una persona amada
  • El consumo excesivo de alcohol y sustancias psicoactivas
  • Experiencias traumáticas de la infancia y la adolescencia como el abuso.
  • Experimentar altos niveles de estrés puede ser un detonante de un ataque de pánico.
¿Cuál es la mejor forma de tratar un ataque de pánico?

Los principales y mejores tratamientos para ataque de pánico son la psicoterapia y la psico-medicación. La psicoterapia te permite conocerte, entender de dónde provienen las crisis de pánico, cuáles son los detonantes, los factores de riesgo y, sobre todo, te permite aprender técnicas de control del miedo intenso y de la ansiedad. Las técnicas que te indique el psicólogo o el psiquiatra serán claves en tu proceso de recuperación.

¿Cómo se puede prevenir un ataque de pánico?

No hay forma de prevenir un ataque de pánico dado su carácter súbito e inmediato. Sin embargo, es aconsejable hacer ejercicio y encontrar formas de reducir o controlar el estrés. Además, una forma de evitar que un ataque de pánico se convierta en un trastorno es consultar a un psicólogo o un psiquiatra y, por supuesto, seguir exactamente el tratamiento que sugiera.

¿Qué complicaciones tiene un ataque de pánico?

Las complicaciones se basan principalmente en la calidad de vida y el deterioro que puede existir. Puedes experimentar deterioro en tus relaciones sociales, familiares, con tu pareja, en tu trabajo o universidad. Volverse más propenso a la ansiedad y a la depresión también es un riesgo si no se tratan a tiempo los ataques de pánico. También pueden desencadenarse otras fobias e incluso algunas tendencias suicidas.

Nota: El término "doctor" es utilizado por brevedad y puede incluir también a otros profesionales de la salud
Recursos

1. American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM 5). Amer Psychiatric Pub Inc: Virginia, US

2. Mayo Clinic (s.f.). Official Website, www.mayoclinic.org/diseases-conditions/panic-attacks/symptoms-causes/syc-20376021

3. www.nhs.uk/conditions/panic-disorder/

Ésta página no contiene consejos médicos
Ésta página no incluye contenido promocional ni publicidad Consulte la política de gestión de publicidad aquí

Este contenido es confiable y está científicamente comprobado. Está basado en estudios médicos oficiales. Es editado por doctores y profesionales de la salud y muestra información objetiva sobre el diagnóstico y tratamiento de enfermedades. Igualmente, incluye recursos que pueden ser utilizados. Si usted es un profesional de la salud y encontró errores u omisiones, por favor contáctenos a través de [email protected]

¡Gracias!

Su experiencia puede ayudar a otras personas

Únase a doctoranytime gratis haciendo clic aquí

Algo salió mal

Inténtelo más tarde

Su opinión es registrada

Díganos cómo podemos mejorar esto.