ESPECIALIZACIÓN

Lea artículos científicos en

Nueva búsqueda

Síndrome cervical

¿Cuáles son los síntomas y cómo se trata?

¿Qué es el síndrome cervical?

El síndrome cervical es una afección que implica una serie de problemas relacionados con la columna vertebral a nivel del cuello, provocando así dolor cervical. Puede estar causada por enfermedades en los discos intervertebrales, las vértebras, las articulaciones de la columna cervical, los músculos y los nervios.

El síndrome cervical consiste en un dolor localizado que se refleja en la zona de las manos y se combina con síntomas neurológicos y motores. Puedes comenzar a desarrollarlo a una edad temprana, por un traumatismo, por el latigazo cervical, entre otras causas. Adicionalmente, debes tener en cuenta que si tienes alguna enfermedad de la zona cervical eres más propenso a desarrollar el síndrome cervical.

¿Sabías qué? Se estima que el 66% de los mexicanos en edad adulta vive con dolor cervical

Síntomas y causas del síndrome cervical

Los síntomas relacionados con dolor cervical son:

  • Dolor de cuello

    Dolor de cuello

  • Rigidez

    Rigidez

  • Dolor de cabeza

    Dolor de cabeza

  • Mareo

    Mareo

  • Adormecimiento de la cabeza

    Adormecimiento de la cabeza

  • Dolor que comienza en la espalda

    Dolor que comienza en la espalda

  • Debilidad en las manos

    Debilidad en las manos

  • Adormecimiento en las manos

    Adormecimiento en las manos

El síndrome cervical puede ser el resultado de una lesión o de una afección que lo provoque o agrave. Los daños óseos y neurológicos pueden agravar el dolor cervical y el dolor que sientas en tu cuello. Las posibles causas del síndrome cervical pueden ser:

  • Fatiga muscular localizada en la columna cervical
  • Artropatía espinal de la vejez
  • Traumatismos directos (tras una caída o un accidente de coche, lesión por latigazo cervical)
  • Hernia de disco intervertebral o cervical
  • Enfermedades autoinmunes (espondilitis anquilosante, artritis reumatoide)
  • Desbordamiento
  • Mala postura
  • Cefalea de tipo tensional
  • Enfriamiento por corrientes de aire o aire acondicionado
  • Fibromialgia

Diagnóstico del síndrome cervical

Para asegurarte que lo que tengas es el síndrome cervical, debes de recibir un diagnóstico por parte del médico responsable, que es un cirujano ortopédico o un traumatólogo. Tu médico debe comprobar si presentas algún problema motor o neurológico en tus manos y, en función de los resultados, te recomendará pruebas de imagen que incluyen radiografías o resonancias magnéticas. Finalmente, basado en lo que observe de tus estudios, te indicará si necesitas una intervención quirúrgica para corregir el problema que te está afectando a nivel cervical. Un fisioterapeuta de tu elección puede trabajar con tu cirujano ortopédico para aplicar los ejercicios o la terapia manual adecuados para aliviar los síntomas relacionados al síndrome cervical y como parte de tu rehabilitación.

Tratamiento del síndrome cervical

En la mayoría de los casos, el síndrome cervical se trata de forma conservadora con ejercicios específicos y evitando ciertos movimientos. Dependiendo de lo que esté causando las afecciones en la zona cervical, se pueden administrar analgésicos y antiinflamatorios. Si tu situación es más grave, tu médico te puede administrar inyecciones. Diversas estimaciones indican que el 80% del dolor cervical es causado por factores como la obesidad, sobrecarga laboral y el estrés

No se recomienda que inmovilices tu cuello. El dolor crónico del cuello es una de las enfermedades cervicales más comunes; afecta el 30% de la población. De hecho, en la mayoría de los casos, es preferible que mantengas en movimiento las articulaciones de la columna vertebral para reforzar la musculatura y la posición de la columna.

Esto ayudará a relajar la zona cervical y poco a poco aliviará las consecuencias del síndrome cervical.

Si el esguince cervical se debe a que vives con una enfermedad neurodegenerativa autoinmune, tu tratamiento se centrará principalmente en la medicación y la fisioterapia durante un largo periodo de tiempo. Si este es tu caso, debes evitar los movimientos bruscos. Cuando coexiste una enfermedad neurodegenerativa, es posible que incluso después de que lleves un tratamiento exitoso el problema cervical reaparezca tras un brote de la enfermedad coexistente.

Por otro lado, si padeces un déficit motor en tu mano o tienes una hernia que no ha mejorado tras la medicación, se recomienda que optes por la reparación quirúrgica del problema. La mejor opción es que sea con discectomía para descomprimir el nervio.

Por último, en algunos casos de formas leves de espondilolistesis cervical, la acupuntura realizada por un médico cualificado puede ser útil para que tu zona cervical no sufra de dolores u otras molestias.

Costo del tratamiento del síndrome cervical

El costo del tratamiento depende del médico que elijas. El médico adecuado para atender las enfermedades de la zona cervical es un cirujano ortopédico o un traumatólogo. Probablemente también necesitarás de terapias físicas enfocadas a tu zona cervical. La cantidad total de sesiones de fisioterapia que necesitarás las indicará tu médico en función de la enfermedad cervical que presentes. El costo total debe incluir las pruebas de diagnóstico que tengas que realizar.

Es importante que informes a tu médico durante el examen sobre los medicamentos que estás tomando para determinar si estos pueden estar causando las molestias en el área cervical.

cost icon

El precio aproximado de la consulta por traumatología oscila entre
$850 - $1000 MXN.

El precio aproximado de la cirugía en la zona cervical: $300,000 MXN

El precio aproximado de la fisioterapia para afecciones en la zona cervical oscila entre $500 - $1000 MXN.

Ejercicios para la columna cervical

Los objetivos de la fisioterapia se centran en interferir en el cuello para proporcionar un estímulo neurofisiológico a tu cerebro. El resultado esperado es que tengas un funcionamiento normal de la columna cervical y la eliminación de los síntomas que están provocando dolor cervical.

También pretende reducir el dolor que estés experimentando por una o más enfermedades cervicales así como el espasmo muscular. También busca restaurar la amplitud de movimiento y mejorar la funcionalidad de los músculos de tu columna cervical, la cintura escapular y las extremidades superiores (manos).

Postura correcta al sentarse en una silla: Siéntate en la silla con una ligera contracción en tus omóplatos traseros mientras tu cabeza está en una ligera aproximación. Tus manos se apoyan en los brazos de la silla o en el escritorio. Debes colocar tu brazo en posición vertical.

Estiramientos corporales

Ejercicios activos gratuitos

Ejercicios isométricos para el cuello

Postura correcta e incorrecta

Consejos para el síndrome cervical

Cuando las cervicales provienen de movimientos repetitivos incorrectos que realizas frecuentemente, puedes prevenir su reaparición o la inflamación crónica que puede causar en la zona cervical. Sigue estos consejos y siente el alivio de los síntomas del síndrome cervical:

Ten cuidado con la posición en la que te sientas

Ten cuidado con la posición en la que te sientas

La forma en la que te sientas cada día en tu trabajo es importante. El riesgo aumenta si tu trabajo te obliga a realizar movimientos mecánicos que pueden forzar tu columna vertebral.

No levantes demasiado peso

No levantes demasiado peso

Levantar peso con frecuencia o de forma repentina puede causarte un problema, ya que la presión se transfiere de los brazos a tu cuello y ejerce una presión sobre tu columna cervical, entre otras cosas.

No te sientes en las corrientes de aire

No te sientes en las corrientes de aire

El aire acondicionado o el frío intenso en invierno sin una cobertura de ropa adecuada pueden afectar a tu cuello, ya que tus músculos se tensan y puedes provocarte una lesión.

Limita el estrés y la ansiedad

Limita el estrés y la ansiedad

El estrés también puede suponer una carga para tu cuello de la misma manera que lo hace el frío. Cuando te estresas, tus músculos se aprietan, se tensan y los omóplatos se elevan, ejerciendo presión sobre tu columna cervical. A la larga, esto puede provocar afecciones en la zona cervical con consecuencias más graves.

Haz fisioterapia 2 veces al año

Hacer fisioterapia preventiva con un experto por lo menos dos veces al año (en primavera y otoño) puede conducir a una reducción de las recidivas en las enfermedades cervicales.

Preguntas frecuentes sobre el síndrome cervical

¿Los mareos están relacionados con las cervicales?

Sí, claro que sí. El que tengas mareos, la tendencia a vomitar o incluso dolor de cabeza constantemente pueden ser síntomas reflejos de que tienes una lesión en la columna cervical.

Preguntas frecuentes sobre el síndrome cervical

¿Puede la columna cervical afectar a la visión?

Sí, porque los músculos que están en tu cuello proyectan los síntomas a la cabeza. Debido a esto, puedes experimentar síntomas como dolor de oídos, dolores de cabeza, problemas de visión momentáneos y cierre involuntario frecuente de tus ojos.

¿Qué puedo hacer si mi trabajo requiere un movimiento mecánico diario de las manos y me duele el cuello con frecuencia?

Debes visitar a un ortopedista o un traumatólogo para obtener un diagnóstico preciso y también iniciar con el tratamiento que será eficaz para ti. Para que evites tener episodios recurrentes, es recomendable que inicies con fisioterapia preventiva con la frecuencia que considere necesaria.

Nota: El término "doctor" es utilizado por brevedad y puede incluir también a otros profesionales de la salud
Recursos

1. Universidad Autónoma de Nuevo León. (2019). Cervicalgia, tercera causa de consulta en el adulto. 2021, junio 29, de Universidad Autónoma de Nuevo León Sitio web: , http://cidics.uanl.mx/nota-111/

2. The impact of work related physical activity and leisure physical activity on the risk and prognosis of neck pain – a population based cohort study on workers Lina Palmlöf, Lena W. Holm, Lars Alfredsson, Cecilia Magnusson, Eva Vingård, Eva Skillgate BMC Musculoskelet Disord. 2016; 17: 219. Published online 2016 May 20. doi: 10.1186/s12891-016-1080-1

3. The efficacy of manual therapy and exercise for treating non-specific neck pain: A systematic review Benjamin Hidalgo, Toby Hall, Jean Bossert, Axel Dugeny, Barbara Cagnie, Laurent Pitance J Back Musculoskelet Rehabil. 2017; 30(6): 1149–1169. Prepublished online 2017 Aug 2. Published online 2018 Feb 6. doi: 10.3233/BMR-169615

4. Walton DM, Carroll LJ, Kasch H, Sterling M, Verhagen AP, Macdermid JC et al. An Overview of Systematic Reviews on Prognostic Factors in Neck Pain: Results from the International Collaboration on Neck Pain (ICON) Project. Open Orthop J 2013; 7: 494-505.

5. Cohen SP, Hooten WM. Advances in the diagnosis and management of neck pain. BMJ 2017; 358: j3221.

Ésta página no contiene consejos médicos
Ésta página no incluye contenido promocional ni publicidad Consulte la política de gestión de publicidad aquí

Este contenido es confiable y está científicamente comprobado. Está basado en estudios médicos oficiales. Es editado por doctores y profesionales de la salud y muestra información objetiva sobre el diagnóstico y tratamiento de enfermedades. Igualmente, incluye recursos que pueden ser utilizados. Si usted es un profesional de la salud y encontró errores u omisiones, por favor contáctenos a través de [email protected]

¡Gracias!

Su experiencia puede ayudar a otras personas

Únase a doctoranytime gratis haciendo clic aquí

Algo salió mal

Inténtelo más tarde

Su opinión es registrada

Díganos cómo podemos mejorar esto.