ESPECIALIZACIÓN

Lea artículos científicos en

Nueva búsqueda

Linfoma

Conoce todo sobre el linfoma de Hodgkin y el linfoma no Hodgkin

¿Qué es un linfoma?

El linfoma es un cáncer que se inicia en las células del sistema inmunitario, los linfocitos. Los linfocitos se encuentran en los ganglios linfáticos, el bazo, el timo, la médula ósea y otras partes de tu cuerpo. Las células de tu cuerpo, en caso de tener linfoma, cambian de comportamiento y se reproducen de forma incontrolada.

Los linfomas son un gran grupo heterogéneo de neoplasias malignas del sistema linfático y entran en la categoría de enfermedades raras. Existen dos tipos principales de linfomas:

  • Linfoma de Hodgkin: El pronóstico y la esperanza de vida que puedes tener si ya sabes que tienes un linfoma de Hodgkin es muy alto gracias a los nuevos tratamientos disponibles. Se considera que puede ser curable en las primeras etapas.
  • Linfoma no Hodgkin: Los linfomas no hodgkinianos son más frecuentes si eres un paciente joven de 15 a 35 años o si eres una persona mayores de 50 años. Son más comunes en los hombres. En México su incidencia es de aproximadamente 3.6 casos por cada 100 mil habitantes anualmente.

Los linfomas no hodgkinianos son más frecuentes que los linfomas hodgkinianos. Se clasifican en baja, intermedia y alta malignidad. Afectan más a los hombres y el riesgo de enfermedad aumenta a medida que envejeces.

Un dato curioso es que se estima que hay más de 60 subtipos de linfomas. Por lo tanto, es necesario la intervención de tu médico para determinar qué tipo es el que tú podrías tener. Cada tipo de linfoma es diagnosticado de forma distinta y requerirá que lleves un tratamiento distinto para tratar de erradicarlo.

Dos ejemplos de linfomas no hodgkinianos son el linfoma de pulmón (BALT), que se asocia a la mucosa respiratoria y tiene un buen pronóstico, y el linfoma de estómago (MALT), que se origina en la mucosa del estómago y se asocia a Helicobacter pylori. También aquí el pronóstico es muy bueno.

Cada tipo de linfoma afecta a otros linfocitos, se desarrolla de forma diferente y responde de forma distinta al tratamiento. El tratamiento de los linfomas es muy eficaz. Cada tipo y estadio de linfoma se trata de forma diferente y el tratamiento dependerá de tu caso específico.

Las diferentes etapas de un linfoma son:

  • Etapa I: Solo hay una región de ganglios linfáticos o solo hay presencia de los mismos en un órgano.
  • Etapa II: Hay dos regiones de ganglios linfáticos localizadas en el mismo lado del cuerpo.
  • Etapa III: Existe una presencia de más de dos regiones de ganglios linfáticos y se encuentran por arriba y por debajo del diafragma. Es decir, pueden estar cerca del cuello y de la pierna paralelamente.
  • Etapa IV: Los ganglios linfáticos están afectando a varios órganos y zonas del cuerpo. Para esta etapa, se dice que es una enfermedad extendida.

Debes saber que el linfoma es diferente de la leucemia, ya que afecta a un tipo diferente de células. Además, el linfoma es diferente del linfedema, que es una acumulación de líquido que se forma en los tejidos del cuerpo cuando hay un daño o una obstrucción en el sistema linfático.

Linfoma: sintomas

Las causas del linfoma no están claramente definidas. Tiene principalmente características idiosincrásicas. Sin embargo, también existe una asociación con la infección previa por el virus de Epstein-Barr (VEB).

Tienes un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad si eres una persona inmunocomprometida (pacientes con VIH, receptores de trasplantes, inmunodeprimidos), artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico, enfermedad celíaca, si tienes familiares de primer grado con linfoma, si has sido expuesto a productos químicos, tienes con antecedentes de la enfermedad o antecedentes de radioterapia.

En muchos casos no hay síntomas. Cuando los hay, puedes experimentar alguno de los siguientes:

  • Inflamación dolorosa de los ganglios linfáticos (cuello, axilas, zona inguinal)
  • Fiebre
  • Sudoración nocturna
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Dificultad para respirar
  • Fatiga constante
  • Picazón

Los síntomas anteriores no son necesariamente una indicación de que tengas esta enfermedad. Pueden ser síntomas de otras enfermedades no relacionadas con el linfoma. Por lo tanto, el diagnóstico sólo puedes recibirlo por parte de un especialista.

Linfoma: diagnostico

¿Sabías que?

¿Sabías que?

En el año 2013 el linfoma no hodgkiniano ocupaba el lugar número 9 entre los diez tipos de cáncer más letales para los hombres mexicanos.

Para hacer el diagnóstico, debes realizarte un examen clínico con tu médico de cabecera. Tu médico revisará tus ganglios linfáticos que se encuentran en el cuello cuello, las axilas y la ingle mediante palpación y te preguntará si tienes antecedentes familiares de linfoma, qué medicamentos estás tomando, qué tratamientos has recibido en el pasado, si ha habido algún cambio en tu apetito, entre otras cosas.

Se requiere un examen histológico y una biopsia de los ganglios linfáticos. También hay que hacer análisis de sangre, pruebas de médula ósea (mielograma y biopsia de médula ósea) y TAC (tórax, cuello y abdomen) para hacer una estadificación.

En algunos casos, puede que sea necesario que te realicen inmunofenotipos y cariotipos adicionales. Otra opción de estudio para diagnosticar correctamente un linfoma es llevar a cabo una biopsia de ganglio linfático. Este tipo de biopsia ayuda a determinar si tienes un linfoma de Hodgkin.

La biopsia de ganglio linfático consiste en que tu médico extraiga una parte o todo el ganglio linfático que tienes en el cuerpo. Posteriormente, será enviado a un laboratorio donde un patólogo lo examinará cuidadosamente con ayuda de un microscopio y le comunicará a tu médico los resultados.

A nivel mundial, ha habido un importante aumento de los casos de linfoma. La comunidad científica y médica tiene diversas teorías acerca de la causa de este aumento. La más aceptada es que las toxinas que se encuentran en el medio ambiente pueden tener un papel importante para el desarrollo de un linfoma.

Linfoma: tratamiento

El tratamiento ideal para ti depende del estadio y del tipo de linfoma. En general, se utilizan la quimioterapia, la radioterapia, el uso de anticuerpos monoclonales y la terapia celular con inhibidores de la tirosina quinasa - TKI (nuevos métodos de tratamiento). En algunos casos, el trasplante de células madre puede utilizarse como complemento de la quimioterapia.

Para el linfoma no hodgkiniano el tratamiento indicado es quimioterapia, radioterapia, inmunoterapia y otras terapias dirigidas. Por otro lado, para el linfoma de Hodgkin será la quimioterapia, la radioterapia y la inmunoterapia, según lo que tu médico considere conveniente para tu caso.

Es posible que experimentes algunos efectos secundarios con alguno de los tratamientos previamente mencionados. Estos son casi los mismos para ambos tipos de linfomas y son:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Sangre en la orina
  • Caída del cabello
  • Irritación de la vejiga
  • Sarpullido
  • Sensación de hormigueo
  • Cansancio extremo

Algunos pacientes no desarrollan efectos secundarios. Para el vómito y las diarreas, puedes solicitarle a tu médico que te recete algunos medicamentos que ayuden a controlarlos

Se estima que el 75% de los pacientes con linfoma optan por recibir quimioterapia. Solo el 10% se decide por la radioterapia como tratamiento para el linfoma. La duración de tu tratamiento depende totalmente de las características específicas de tu caso. En promedio, el tratamiento del linfoma puede durar de 6 a 10 meses. Sin embargo, tu estadía en el hospital puede ser mayor si presentas efectos adversos importantes al tratamiento. Estos pueden ir desde una incesante fiebre o una infección.

Linfoma: esperanza de vida

El linfoma se extiende a lo largo de tus ganglios linfáticos. En raras ocasiones, puede extenderse a otros tejidos de tu cuerpo. El linfoma altamente maligno puede hacer metástasis en tu sistema nervioso central.

Desgraciadamente, la incidencia de los linfomas en los mexicanos ha crecido en los últimos años. Aproximadamente, el porcentaje de personas diagnosticadas con algún tipo de linfoma crece de 2% a 3% anualmente.

La esperanza de vida oscila entre unos meses y la curación completa de la enfermedad. El éxito del tratamiento aplicado en cada caso depende del estadio, el tipo de linfoma y la respuesta de tu organismo al mismo. Si tienes un linfoma de Hodgkin, debes saber que este tiene tasas de éxito especialmente altas.

Un dato interesante es que entre los mexicanos es más común el linfoma no hodgkin, con un 85% de recurrencia. Por otro lado, el linfoma de Hodgkin representa un 15% de los casos a nivel nacional.

Costo del tratamiento de un linfoma

El costo del tratamiento del linfoma depende del precio de la consulta médica y de las pruebas diagnósticas que debas de realizar. En general, debe incluirse tanto el costo del tratamiento como el de los procedimiento que se te tendrán que aplicar.

cost icon
  • El costo aproximado de la consulta general por medicina general: $450MXN - $700 MXN.
  • El costo aproximado de una sesión de quimioterapia para tratar un linfoma oscila entre: $10, 000 MXN - $20,000 MXN
Los precios indicados sirven como una guía y pueden variar dependiendo de la clínica o el médico.
Nota: El término "doctor" es utilizado por brevedad y puede incluir también a otros profesionales de la salud
Recursos

1. www.mskcc.org/cancer-care/types/lymphoma

2. www.hematology.org/Patients/Cancers/Lymphoma.aspx

3. www.lymphoma.org/

4. www.webmd.com/cancer/lymphoma/lymphoma-cancer#3

5. www.mayoclinic.org/diseases-conditions/lymphoma/diagnosis-treatment/drc-20352642

6. Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica. (2016). Día Mundial de la Concientización del Linfoma. 2021, junio 29, de Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica Sitio web:, https://amiif.org/sector-salud-dia-mundial-de-la-concientizacion-del-linfoma/

Ésta página no contiene consejos médicos
Ésta página no incluye contenido promocional ni publicidad Consulte la política de gestión de publicidad aquí

Este contenido es confiable y está científicamente comprobado. Está basado en estudios médicos oficiales. Es editado por doctores y profesionales de la salud y muestra información objetiva sobre el diagnóstico y tratamiento de enfermedades. Igualmente, incluye recursos que pueden ser utilizados. Si usted es un profesional de la salud y encontró errores u omisiones, por favor contáctenos a través de [email protected]

¡Gracias!

Su experiencia puede ayudar a otras personas

Únase a doctoranytime gratis haciendo clic aquí

Algo salió mal

Inténtelo más tarde

Su opinión es registrada

Díganos cómo podemos mejorar esto.