ESPECIALIZACIÓN

Lea artículos científicos en

Nueva búsqueda

Diabetes

¡Es importante informarse y no ignorar las indicaciones!

Jorge Escobedo De La Peña
Diabetólogo
17 diciembre 2020
Victor Francisco Izaguirre Gutiérrez
Medico Internista
17 diciembre 2020

¿Qué es la diabetes?

La diabetes mellitus es una enfermedad metabólica caracterizada por altos niveles de glucosa (azúcar) en la sangre. Cuando se sufre de diabetes, el cuerpo produce menos o nada de insulina o la usa de manera ineficiente. La insulina es la hormona que controla el azúcar en la sangre y es producida por el páncreas.

Nivel de glucosa

  • Sarcopenia primaria

    Hipoglucemia

    Bajo nivel de azúcar o azúcar baja.

  • Sarcopenia secundaria

    Nivel normal

    Nivel normal de azúcar o azúcar normal.

  • Sarcopenia aguda

    Hiperglucemia

    Alto nivel de azúcar o azúcar alta.

El aumento de azúcar en la sangre (hiperglucemia) y la alteración del metabolismo de la glucosa se producen como resultado de la disminución de la secreción de insulina o debido a la disminución de la sensibilidad de las células del cuerpo a la acción de esta hormona (insulina).

Tipos de diabetes

Existen diferentes tipos de diabetes, los más comunes son diabetes tipo 1, diabetes tipo 2, diabetes gestacional y diabetes en el embarazo que podría ser diabetes gestacional o diabetes tipo 2.

Diabetes type-1

Diabetes Tipo 1 (o diabetes infantil):

Anteriormente conocida como diabetes juvenil o dependiente de insulina. Se caracteriza por la destrucción de las células-β pancreáticas, que son responsables de la producción de insulina, lo que resulta en una falta total o secreción mínima de insulina. La sensibilidad celular a la insulina suele ser normal, especialmente en las primeras etapas. Este tipo de diabetes, es la principal causa en los niños, pero también puede afectar a los adultos.

La destrucción de las células-β pancreáticas es en la mayoría de los casos de etiología autoinmune. En la mayoría de los pacientes con diabetes tipo 1, se detectan uno o más tipos de autoanticuerpos en la circulación, y estos pacientes muestran una mayor predisposición a otras enfermedades autoinmunes. La diabetes tipo 1 suele aparecer de repente. A menudo se percibe por primera vez con el desarrollo de cetosis y cetoacidosis diabética, que requieren hospitalización.

El paciente depende completamente de la administración exógena de insulina para mantener los niveles de azúcar en sangre en niveles normales.

Diabetes type-2

Diabetes tipo 2:

También conocida antes como diabetes no dependiente de insulina, se caracteriza por una combinación de secreción reducida de insulina y disminución de la sensibilidad de las células del organismo a su acción (un fenómeno llamado resistencia a la insulina). En las primeras etapas de la enfermedad, la disminución de la sensibilidad a la insulina es el trastorno principal, mientras que los niveles de insulina en la sangre suelen estar elevados.

Este tipo de diabetes es la causa más común de diabetes en adultos, siendo la obesidad un factor predisponente para su desarrollo. Esto se debe a que lo obesidad influye en el desarrollo de resistencia a la insulina, probablemente por la producción de sustancias grasas que reducen la sensibilidad de las células a la insulina. Otros factores pueden ser la edad y los antecedentes familiares.

En la diabetes tipo 2, los síntomas son más leves y la posibilidad de desarrollar cetoacidosis diabética es baja. Sin embargo, el riesgo de complicaciones distantes y graves sigue siendo alto. El primer paso para tratar la diabetes tipo 2 es cambiar el estilo de vida del paciente, con el objetivo de perder peso, aumentar la actividad física y llevar una dieta saludable. Si es necesario, se utilizan medicamentos antidiabéticos. Si el tratamiento falla, es recomendable administrar insulina para controlar también a estos pacientes.

Diabetes pregnancy

Diabetes del embarazo:

Durante el embarazo puede existir el riesgo de desarrollar diabetes. Este tipo de diabetes es muy similar a la diabetes tipo 2. La diabetes en el embarazo puede ser diabetes gestacional o diabetes tipo 2 que no se había diagnosticado (recordar que hasta un 50% de los pacientes con diabetes pueden no tener el diagnóstico de la enfermedad).

A la diabetes que se forma mientras la paciente se encuentra embarazada se le conoce también como diabetes gestacional. Este tipo afecta al 3-5% de los embarazos. El 30 - 40% de las mujeres con diabetes gestacional desarrollan diabetes tipo 2 más adelante en la vida.

Gestational diabetes

Diabetes gestacional:

Como hemos mencionado anteriormente, la diabetes gestacional es el tipo que forma durante el embarazo. La diabetes gestacional es reversible y se resuelve después del parto, sin embargo, puede causar complicaciones perinatales y problemas de salud materna y neonatal si no se diagnostica y se trata adecuadamente.

Debido a esto es importante que la paciente embarazada se mantenga alerta y ser cuidadosa con el aumento de azúcar en la sangre, dependiendo de la semana de embarazo, puede afectar negativamente al desarrollo del feto. Es decir, al comienzo del embarazo (entre el primero y tercer mes) existe un mayor riesgo. Por ejemplo, aborto espontáneo o anomalía congénita del feto.

En el segundo y tercer trimestre, el aumento del azúcar de la madre estimula el páncreas fetal para aumentar la secreción de insulina fetal. Esto da como resultado un crecimiento asimétrico del feto, donde el peso (índice de almacenamiento de grasa) se ve más afectado por la altura (índice de madurez corporal).

La diabetes gestacional generalmente ocurre después de la semana 24 del embarazo. Sin embargo, si tiene antecedentes médicos de diabetes, se recomienda que se haga la prueba antes de esta semana. Especialmente si hay antecedentes de diabetes tipo 2, se necesita atención especial.

Los trastornos anteriores constituyen la macrosomía del feto, que puede diagnosticarse mediante ecografía. La macrosomía es una complicación común de la diabetes gestacional no regulada.

Mujeres que:

  • Han tenido un embarazo anterior con diabetes
  • Dieron a luz a un bebé que pesaba más de 4 kg
  • Tienen familiares de primer grado con diabetes
  • Comenzaron el embarazo con kilos de más de peso corporal (obesidad)
  • Tienen más de 30 años
  • Tienen síndrome de ovario poliquístico

tienen más probabilidades de desarrollar diabetes gestacional. Sin embargo, esto no significa que una mujer embarazada que no esté incluida en las categorías anteriores no tenga probabilidades de desarrollar diabetes.

Por lo tanto, todas las mujeres embarazadas entre las semanas 24 y 28 de embarazo deben someterse a pruebas de detección de diabetes.

Causas y Síntomas de la diabetes

La diabetes tipo 1 es una condición autoinmune que se presenta repentinamente en el organismo, atacando y destruyendo las células que producen insulina en el páncreas, de esta forma el azúcar se acumula en el torrente sanguíneo.

En la diabetes tipo 2, juegan un papel importante la obesidad, el estilo de vida (falta de ejercicio) y la herencia. En este tipo de diabetes, el páncreas no produce suficiente cantidad de insulina que supere la resistencia de las células a la acción de la misma. Por ello, el azúcar se acumula en el torrente sanguíneo en lugar de a las células como fuente de energía. La diabetes gestacional se debe al propio embarazo (hormonas del embarazo), por lo que se "cura" después de su finalización. La diabetes puede tener síntomas, pero también puede ser asintomática.

Los síntomas incluyen:

  • Aumento de sed

    Aumento de sed

  • Ganas frecuentes de orinar

    Ganas frecuentes de orinar

  • Pérdida de peso sin razó

    Pérdida de peso sin razón

  • Hambre extrema

    Hambre extrema

  • Boca seca

    Boca seca

  • Fatiga o sensación de agotamiento

    Fatiga o sensación de agotamiento

  • Visión borrosa

    Visión borrosa

  • Irritabilidad

    Irritabilidad

  • Ganas frecuentes de orinar

    Presencia de cetonas en la orina

    (subproducto de la degradación muscular y de grasas producida por la falta de insulina)
  • Sarcopenia aguda

    Infecciones frecuentes

Dependiendo del paciente y la cantidad de azúcar pueden variar los síntomas. Como ya sabemos, más de la mitad de las personas con diabetes no muestran síntomas al inicio.

Diagnosis de la diabetes

El diagnóstico de diabetes es fácil cuando existen los síntomas clásicos y basta con confirmarlo midiendo el azúcar en la sangre. El diagnóstico también es fácil cuando el paciente presenta síntomas y signos de cetoacidosis diabética. Los criterios diagnósticos establecidos para el diagnóstico de diabetes son los siguientes:

  • Presencia de síntomas clásicos de diabetes y valor de glucosa en cualquier momento> 200 mg/dl
  • Valor de azúcar en ayunas (obtenido después de al menos 8 horas de ayuno) mayor o igual a 126 mg/dl
  • Valor de glucosa 2 horas después de la carga con 75 g de glucosa oral mayor o igual a 200 mg/dl

Otro indicador útil es el valor de la hemoglobina glicosilada (HbA1c). No se usa para diagnosticar diabetes, sino para monitorear la regulación del azúcar en sangre, ya que refleja el nivel promedio de azúcar en la sangre en los últimos 3 meses antes de la prueba. Los valores de HbA1c < 6% se consideran indicativos de un buen control glucémico.

Criterios para el diagnóstico de diabetes y otros trastornos del metabolismo de los carbohidratos:

Diabetes Glucosa en ayunas ≥ 126 mg/dl
y/o glucosa de 2 horas durante OGTT ≥ 200 mg/dl
Glicemia en ayunas alterada (IFG) Glucosa en ayunas 100-125 mg/dl y glucosa a las 2 horas durante OGTT
< 140 mg/dl
Tolerancia deteriorada a la Glucosa (IGT) Glucosa en ayunas < 126 mg/dl y glucosa a las 2 horas durante OGTT entre
140 y 200 mg/dl

Tratamientos y costos

Los tratamientos varían dependiendo del tipo de diabetes y su fase. Algunos incluyen:

Diabetes tipo 1

Diabetes tipo 1

La diabetes tipo 1 solo puede ser tratada con insulina. Hay insulina básica y de acción rápida. La medicación se elige en función de si el paciente tiene hipoglucemia o si el azúcar en sangre está regulado. Generalmente se inyecta esta insulina para poder regular la glucosa.

La falta de ejercicio regular y los factores genéticos relacionados con el envejecimiento y la condición física influyen en su aparición, convirtiéndola en un factor de riesgo para enfermedades crónicas; no solo compromete la calidad de vida, también la acorta. Esta enfermedad afecta a un porcentaje significativo de la población de adultos mayores.

Diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 es un poco más compleja. Inicialmente, la medicación requiere comúnmente una o dos clases de píldoras, cambios en el estilo de vida e incluso pueden requerir terapias inyectables, incluida la insulina. En función de la historia y el cuadro clínico del paciente, el tratamiento se individualiza y el médico elige qué régimen de tratamiento es el más adecuado y eficaz para cada uno.

Diabetes gestacional

Diabetes gestacional

Como ya sabemos, la diabetes gestacional es una forma especial y transitoria de diabetes, que generalmente se produce a partir de la mitad del embarazo. Suele tratarse inicialmente con un plan de dieta especial y, si es necesario, con insulina.

La insulina se administra solo durante el embarazo, ya que se considera que la diabetes ha desaparecido en el posparto. Todas las mujeres embarazadas deben tener una curva de azúcar en sangre entre las semanas 24 y 28 de embarazo.

Costos

El costo tanto para una consulta médica como para el diagnóstico y tratamiento de la diabetes varía y lo determina el médico que escoja. El costo depende del médico, del tratamiento que se requiere y del tipo de diabetes que se padece.

Dietas y diabetes

Qué comer, qué evitar y qué vigilar al padecer de diabetes tipo 1, tipo 2 y gestacional:

En todos los tipos de diabetes, las recomendaciones dietéticas son aproximadamente las mismas. Inicialmente, el diabético debe elegir alimentos saludables. Se recomienda consumir productos integrales y de centeno, frutas y verduras, pescado, pollo y el uso de aceite de oliva. La dieta mediterránea es ideal para la prevención y para el tratamiento de la diabetes.

La ingesta constante de fibra en la dieta es importante ya que al estar presente en el tubo digestivo disminuye la absorción de azúcares. Por lo que ayuda a controlar los niveles de glucosa, evitando que nuestro cuerpo la absorba y haciendo que nos sintamos llenos sin necesidad de comer cantidades grandes.

En general, se deben evitar el azúcar, la miel, los dulces, las grasas saturadas (mantequilla, manteca, res, salchichas, aceite de palma, canola, y alimentos fritos como los empanizados, capeados o tocino). Es importante recordar que debe seguir comidas pequeñas y frecuentes (3 comidas principales y 2-3 refrigerios). Incluso si desea consumir algún alimento que no sea el recomendado, puede hacerlo teniendo en cuenta sus equivalentes.

¿Qué tan importante es la dieta en la diabetes?

La dieta es absolutamente importante tanto en la prevención como en el tratamiento de la diabetes. Si no come adecuadamente, su nivel de azúcar en sangre se verá afectado y fluctuará. Las fluctuaciones de la Glucosa están relacionadas con el desarrollo de complicaciones a largo plazo. Lo importante es, como se mencionó anteriormente, seguir comidas pequeñas y frecuentes, para no "conmocionar" su cuerpo con largos períodos de ingesta o sobrealimentación.

¿Cómo afecta la obesidad a la diabetes?

La obesidad es la madre de todas las enfermedades. El aumento de peso en niveles anormales, la duración de la obesidad y la distribución de la grasa en el cuerpo contribuyen al desarrollo de diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares. Un peso saludable y realizar actividad física comúnmente ayudan a reducir el riesgo, sin embargo, una dieta equilibrada es igual de importante en cualquier caso.

¿Cuál es el peso ideal para cada sexo y estatura?

No existe un peso ideal para todos los géneros y alturas. En el pasado, la percepción era que el peso ideal era 10 kg por debajo de su altura. Pero este realmente no es el caso. Para encontrar el peso ideal para el cuerpo, se debe tener en cuenta el índice de masa corporal, masa muscular y un análisis de composición corporal así como la edad. Solo un nutriólogo o médico pueden calcular su peso ideal. Entonces, para saber cuál será el peso ideal para su cuerpo, tendrá que ser valorado por un experto en nutrición.

Diabetes e insulina

Reglas de almacenamiento de insulina

La insulina requiere algunas reglas de almacenamiento y mantenimiento para mantener su calidad y efectividad. En general, debe evitarse demasiado calor y la insulina debe almacenarse en el refrigerador. Cuando se abre, simplemente debe almacenarse en un lugar fresco y con sombra.

Cómo almacenar insulina cuando viaja: La recomendación es usar un recipiente de paredes aislantes y con cierre hermético (termo, hielera) para poder transportarla y así no pierda su efectividad.

Instrucciones para la inyección de insulina

La insulina se puede aplicar con una jeringa o con una pluma especial. El sitio de acción de la insulina es sobre el tejido graso que se encuentra por debajo de la piel. Antes de inyectarse debe de seguir la recomendación de hacer lavado de manos y uso de una aguja nueva con cada aplicación. Para la aplicación se puede seguir una de estas 2 técnicas:

Insulin injection 1

Pellizque una pequeña zona de la piel con los dedos pulgar, índice y el medio, hacer una tracción ligera hacia arriba (en donde se desea inyectar) y coloque la aguja en posición inclinada a recta (entre 45º y 90º sobre la piel); este método es el preferido en el área del abdomen, brazos, muslos o nalgas.

Insulin injection 2

Se introduce de forma directa sin realizar el pellizco de forma recta (a 90º de la piel), esta técnica se prefiere en la región de las nalgas.

Si es la primera vez, NO intente inyectarse usted mismo. Consulte a un médico sobre cómo y dónde debe hacerlo exactamente. Es importante saber que puede haber algo de sangrado o hematomas en el sitio de aplicación, pero esto es normal al principio. Si esto persiste o aún tiene preguntas sobre cómo inyectarse, consulte a su médico.

6 consejos para hacer la inyección de insulina correctamente

  • ¡No le tenga miedo a la aguja! Ahora, las plumas especiales y jeringas que se utilizan son muy pequeñas y se deslizan más fácilmente en la piel, están diseñadas para no sobrepasar el tejido de la grasa por su tamaño.
  • Saque la insulina del refrigerador poco antes de usarla. El frío puede causar dolor, es por esto que debe de estar a temperatura ambiente antes de aplicarse.
  • Si limpia el área con alcohol antes de aplicar la inyección, espere hasta que se seque, ya que puede sentir dolor.
  • Inserte la aguja en la piel lo más rápido que pueda. El líquido tarda unos 5 segundos en inyectarse en el tejido subcutáneo, por lo que al aplicar hay que esperar este tiempo para después retirar la aguja.
  • Mantenga la aguja en su lugar y no cambie su dirección durante la aplicación o durante la extracción.
  • La aguja/jeringa solo debe usarse una vez. Debe desecharla inmediatamente después de la aplicación.

Paciente diabético y sus actividades diarias

La diabetes no debería afectar su vida y actividades diarias. Puede viajar, hacer ejercicio, realizar sus actividades con normalidad. Sin embargo, es bueno seguir algunas reglas, sobre todo si está tomando insulina para que su médico le informe lo que siempre debe llevar consigo.

  • Es bueno tener siempre sus medicamentos con usted en actividades y viajes, de hecho, en una cantidad mayor de la que necesitará.
  • Si se retrasa una comida, siempre debe llevar un tentempié para mantener constante la glucosa en la sangre.
  • También debe tener consigo en viajes:
    • Cantidad suficiente de insulina o medicación
    • Medicamentos para los vómitos y diarrea
    • Bocadillos y dulces
    • Su medicación habitual
    • Folleto de salud con detalles del historial médico

Es importante que al iniciar una actividad física la inicie de forma gradual ya que el ejercicio ayuda a bajar la glucosa en la sangre, por lo que puede presentar bajas de azúcar si realiza actividad física exhaustiva.

Consejos a tomar en cuenta

La diabetes es una enfermedad que suele acompañarnos durante muchos años. Al mismo tiempo, es una enfermedad regulable y de muy buen pronóstico si se cambia el estilo de vida y se adoptan hábitos saludables.

Ajuste su peso

Ajuste su peso:

La obesidad puede agravar el problema de la diabetes. Por ello, es importante mantener su peso en un nivel equilibrado y saludable. La disminución de peso en diabéticos ayuda a controlar mejor sus diabetes así mismo el sobrepeso conlleva también a otros riesgos para la salud, como enfermedades cardíacas.

Revisarse regularmente

Revisarse regularmente:

Los exámenes médicos le ayudarán a comprender qué tan efectivos son los cambios que ha realizado en su estilo de vida. También le ayudarán a averiguar cuál es su nivel de glucosa en sangre, si su presión arterial y colesterol están dentro de los límites normales, si sus ojos y dientes están sanos y si sus pies han desarrollado un problema debido a la diabetes. Los pacientes portadores de diabetes deben de revisar de forma constante su piel para notar cambios en especial en regiones de los pies y manos para buscar lesiones que requieran de atención médica.

Actividad física

Actividad física con un programa:

Siga un programa de ejercicios que le guste, ¡no se dé por vencido después de un tiempo! Una forma simple de hacerlo puede ser una caminata simple o subir y bajar diario las escaleras durante unos minutos continuamente. Con el ejercicio podrá bajar el azúcar en la sangre, perder peso, controlar su presión arterial, reducir el estrés y mejorar la calidad de su sueño. Como diabético, debe seguir algunas reglas al hacer ejercicio:

  • Comience a un ritmo lento: no se esfuerce y consulte a su médico sobre la forma de ejercicio adecuada para usted.
  • Use zapatos cómodos y calcetines de algodón para que su pie pueda respirar y no se apriete y se produzcan lesiones.
  • Siempre que vaya a iniciar ejercicio consuma antes un refrigerio (frutas).
  • Lleva siempre contigo un dulce macizo por si se llega a presentar una glucosa baja.
  • Reponga los líquidos que se pierden mientras se hace ejercicio bebiendo agua.
  • Controle su nivel de azúcar en la sangre antes y después del ejercicio.
  • Si por alguna razón se siente mal o mareado, deténgase y llame a su médico de inmediato.
Consumo de alcohol y tabaco

Evite el consumo de alcohol y tabaco:

Los abusos de cualquier tipo no ayudan a tratar la afección. Fumar duplica el riesgo de accidente cerebrovascular, mientras que las bebidas alcohólicas contienen mucha azúcar, lo que altera el equilibrio de la glucosa en sangre.

Mitos y verdades

Mito #1

Si mis padres sufren de diabetes, yo también la tendré.

La verdad

La verdad es que este no es necesariamente el caso. El curso del desarrollo de la diabetes también depende del estilo de vida del paciente. Si una persona mantiene un peso corporal estable y saludable, hace ejercicio con regularidad y lleva una dieta equilibrada, las posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2 son bajas. Sin embargo, al contar con el antecedente de alguno de los padres el riesgo de padecer diabetes aumenta.

Mito #2

Si no hay antecedentes familiares de diabetes, entonces no tengo riesgo de enfermarme.

La verdad

Al principio no siempre estamos seguros de conocer la historia familiar. En particular, las generaciones mayores no estaban acostumbradas a los exámenes médicos frecuentes, por lo que no podemos sacar conclusiones seguras sobre el tema. Quizás ni siquiera sabían que tenían diabetes. En consecuencia, el hecho de que no tengamos conocimiento de la existencia de antecedentes familiares positivos de enfermedades metabólicas no nos garantiza del todo que nosotros no vayamos a padecer esta enfermedad.

Mito #3

No importa si me olvido de una dosis de insulina.

La verdad

Si se omite una dosis de insulina, el error no es catastrófico. Pero debemos informar a nuestro terapeuta diabético y seguir las instrucciones que nos dará, incluso por teléfono.

Mito #4

Los dulces están prohibidos.

La verdad

No hay nada en la dieta para diabéticos que esté prohibido. Lo más importante de todo es la medida. Puede comer alimentos azucarados siempre que no se excedan y según las indicaciones del equipo de médicos que lo atiendan. Un paciente diabético puede comer una pequeña cantidad de dulce una vez a la semana, lo importante de esto es limitar lo más que se pueda y que no sea un hábito comer alimentos dulces.

Mito #5

La administración de insulina es el último paso antes de la amputación y la ceguera.

La verdad

El tratamiento de la diabetes ha cambiado mucho en las últimas décadas. La insulina tiene su propio lugar en el tratamiento, es un fármaco puro sin efectos secundarios particulares que no sean los niveles bajos de azúcar en la sangre y se puede administrar desde etapas muy tempranas, dependiendo del paciente. Es una de las mejores armas para el correcto manejo de la diabetes, precisamente para no conducir a complicaciones graves de la enfermedad, como amputaciones y ceguera. Es una lástima que varios prejuicios que tenemos nos impidan utilizar esta arma.

Mito #6

Los alimentos dulces suben los niveles de azúcar.

La verdad

Afortunadamente en nuestra época podemos gozar de la existencia de alimentos con edulcorantes, son sustancias que al ser detectadas por nuestra lengua nos dan la sensación de un alimento dulce sin embargo, estos no aumentan los niveles de azúcar en la sangre o lo hacen de una forma muy pequeña, es por esto que el consumo de edulcorantes naturales (stevia, fruta del monje, etc.) o artificiales (sacarina, acesulfame, etc.) puede utilizarse en pacientes con diabetes.

Preguntas frecuentes

¿Por qué necesito cambiar los lugares de inyección de insulina con frecuencia?

Se realizan los cambios frecuentes de las zonas donde se aplica la insulina ya que con el paso del tiempo puede generar inflamación en la grasa (lipodistrofia) y alterar la apariencia de la piel.

¿Hay partes del cuerpo donde la insulina ingresa más rápidamente al torrente sanguíneo?

No, en general en la grasa el sitio donde se debe inyectar es un lugar donde se deposita y libera la insulina. Lo que puede variar es el tipo de insulina ya que existen de acción ultra rápida, rápidas, inmediatas, lentas y ultra lentas.

¿Puede la diabetes causar disfunción eréctil?

Sí, los pacientes con diabetes tienen tres veces más riesgo de presentarla, esto derivado del daño a los nervios que promueven la erección así como al flujo de sangre que llega al pene durante la erección.

¿La insulina deja ciego?

No, la insulina no genera ceguera, sin embargo, lo que sí sucede es que el cristalino (la parte transparente de nuestros ojos) no se adapta tan rápido a los cambios de azúcar. Por lo que los pacientes que están en niveles de glucosa muy elevados pueden presentar visión borrosa con la aplicación de la insulina, sin embargo, en 3 - 4 meses se resuelve la situación.

Hice un coraje o tuve un susto, ¡por eso me dio diabetes!

No, las situaciones estresantes como los enojos, impresiones, accidentes, etc., generan una elevación de hormonas contrarias a la insulina (cortisol, adrenalina) que elevan glucosa. Sin embargo, no se pierde el equilibro, muchos pacientes ya eran diabéticos antes de estas situaciones solo que el estrés empeoró los síntomas o se realizaron estudios.

Nota: El término "doctor" es utilizado por brevedad y puede incluir también a otros profesionales de la salud
Recursos

1. Mayo Clinic Diabetes Diagnóstico

2. Mayo Clinic Síntomas

3. Riserus U, Willett WC, Hu FB (January 2009). "Dietary fats and prevention of type 2 diabetes". Progress in Lipid Research. 48 (1): 44–51. doi:10.1016/j.plipres.2008.10.002

4. Lambert P, Bingley PJ (2002). "What is Type 1 Diabetes?". Medicine. 30: 1–5. doi:10.1383/medc.30.1.1.28264

5. World Health Organisation, "Definition, Diagnosis and Classification of Diabetes Mellitus and its Complications" (1999). Archived (PDF)from the original on 2003-03-08.

6. Rockefeller, J. D. (2015-06-18). 'Diabetes: Symptoms, Causes, Treatment and Prevention'. ISBN 9781514603055. Archived from the original on 2017-09-06

7. Ripsin CM, Kang H, Urban RJ (January 2009). "Management of blood glucose in type 2 diabetes mellitus" (PDF). American Family Physician

8. World Health Organization, 'About diabetes', Archived from the original on 31 March 2014. Retrieved 4 April 2014.

Ésta página no contiene consejos médicos
Ésta página no incluye contenido promocional ni publicidad Consulte la política de gestión de publicidad aquí

Este contenido es confiable y está científicamente comprobado. Está basado en estudios médicos oficiales. Es editado por doctores y profesionales de la salud y muestra información objetiva sobre el diagnóstico y tratamiento de enfermedades. Igualmente, incluye recursos que pueden ser utilizados. Si usted es un profesional de la salud y encontró errores u omisiones, por favor contáctenos a través de [email protected]

¡Gracias!

Su experiencia puede ayudar a otras personas

Únase a doctoranytime gratis haciendo clic aquí

Algo salió mal

Inténtelo más tarde

Su opinión es registrada

Díganos cómo podemos mejorar esto.